La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas ha comenzado a coordinar con los sindicatos las medidas organizativas y de prevención de riesgos laborales que se deberán implantar en la reincorporación presencial de los empleados públicos de Administración General a sus puestos de trabajo a medida que avance el proceso de desescalada y que tendrán como principal objetivo evitar contagios y proteger la salud del personal.

Para ello, hoy se ha celebrado mediante videoconferencia el Comité Sectorial de Seguridad y Salud Laboral de Administración General, presidido por el director general de Función Pública, José Narváez, y en el que han estado presentes representantes de los sindicatos CCOO, CSIF, UGT y STAS.

El principal objetivo de este Comité ha sido consultar con los sindicatos la resolución que está preparando la Dirección General de Función Pública para regir la reincorporación del personal empleado público de Administración General a medida que la Comunidad Autónoma avance en el proceso de desescalada, a fin de que los representantes de los trabajadores pudieran hacer las aportaciones que consideraran oportunas.

Esta resolución servirá de marco general en cuanto a las medidas de carácter organizativo y preventivo que se deberán adoptar en los centros de trabajo para evitar riesgos de contagio por COVID-19 en la reincorporación del personal, teniendo para ello siempre en cuenta las instrucciones y protocolos que establezcan las autoridades sanitarias.

En este sentido, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias será prioritario, entre otras medidas, garantizar en esta primera fase la distancia interpersonal de dos metros, cuidar la higiene de manos y regular de forma pormenorizada la atención al público cuando se pueda producir, y todo ello combinando el trabajo presencial con el no presencial.