En el marco del Día Mundial por la Prevención de las Úlceras por Presión en los Pacientes (UPP), el Hospital General Mancha Centro, dependiente del SESCAM, realizó unas jornadas para dar visibilidad a un problema de salud que ocasiona grandes sufrimientos y puede disparar el riesgo de mortalidad hasta en seis veces.

El Hospital General Mancha Centro apuesta a la máxima calidad en prevención y cuidados contra úlceras de presión 1

En la presentación de las jornadas estuvieron presentes el delegado provincial de Sanidad, Francisco José García, la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, el gerente del Área Integrada de Alcázar de San Juan, Óscar Talavera, el director de Enfermería, Francisco Javier Castellanos, y la supervisora del Área Asistencial, Calidad y Esterilización, Gloria Lorente.

El delegado provincial de Sanidad explicó que este tipo de actividades son muy importantes para generar conciencia sobre una problemática que supone “una merma de la calidad de vida y en la autonomía, además de, en algunos casos, complicaciones que pueden acabar con la vida de los pacientes que las sufren”.

“Para acabar con este problema se requiere del buen trabajo de los profesionales sanitarios, y en especial de los enfermeros, que tratan en primer lugar de prevenir y, llegado el caso, de tratar y cuidar estas graves lesiones”, ha advertido Francisco José García.

Las úlceras por presión están definidas como una lesión que aparece en la piel y tienen origen isquémico, se producen fundamentalmente por el efecto de las fuerzas de presión y cizalla mantenidas en el tiempo y ejercida en los tejidos que hay entre dos planos duros. De esta forma, el tejido intermedio sufre un aplastamiento, derivando en una interrupción del flujo sanguíneo, disminución del aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos, pudiendo producir isquemia e incluso, en algunos casos, necrosis.

Las úlceras por presión aparecen por diversas causas: estar mucho tiempo en la misma postura, ejercer presión en una zona del cuerpo, tener la piel húmeda, malnutrición y deshidratación, entre otros ejemplos. En estos casos el aporte sanguíneo se altera de manera que el tejido se destruye y se produce la lesión.

Aunque las úlceras por presión pueden aparecer en pacientes de cualquier edad, son especialmente graves en personas de edad avanzada cuya movilidad está reducida.

Por otra parte, también es importante remarcar que las úlceras por presión se producen de manera rápida, en menos de tres o cuatro horas, y para curarlas se pueden emplear varios meses. A esta problemática de salud son especialmente vulnerables las personas que tienen afectada la percepción sensorial, quienes perdieron la capacidad protectora del dolor de la isquemia o que aún conservándola, no son capaces de cambiar de postura de manera autónoma.

El Hospital General Mancha Centro apuesta a la máxima calidad en prevención y cuidados contra úlceras de presión 2

En definitiva, es un problema grave para la Salud Pública, que genera elevados costos para el sistema sanitario y que afecta a millones de personas en el mundo y por el que se atienden en España cerca de 100.000 pacientes al día.

Firme compromiso

En 2015, la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan comenzó con un firme compromiso institucional y un programa de carácter internacional de implantación de guías de buenas prácticas en cuidados, ‘Programa de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados”.

El programa nació en Canadá gracias a la Asociación de Enfermera de Ontario (RNAO) y llega a España de la mano de la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud (Investén ISCIII) y el Centro Colaborador Español del Instituto Joanna Briggs.

Desde ese momento, la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan tiene un grupo de trabajo de 44 profesionales entre miembros de implantación y colaboradores (enfermeros, auxiliares, fisioterapeuta, cirujano y geriatra).

Es un grupo de trabajo dinámico y productivo que, según Gloria Lorente, supervisora de Calidad en el Hospital Mancha Centro, “está sirviendo de palanca para hacer todo los cambios necesarios en esta materia y ayudando a mantener la máxima calidad de los cuidados a pacientes con riesgo de padecer esta enfermedad”.

Entre las mejoras que se están introduciendo destacan los nuevos protocolos de trabajo, actualizado en relación a la última evidencia científica, y la formación en cuidados preventivos y terapéuticos para este tipo de lesiones.

Por otra parte, también se elaboró una variada cantidad de material didáctico para favorecer la implantación de las recomendaciones: carteles de apoyo a la prevención y tratamiento, dípticos para los pacientes y cuidadores, carpetas portadocumentos para los carros de curas que integran las principales escalas de valoración de las heridas y diagrama de actuación.

Gloria Lorente recordó en su intervención, que la Gerencia de Alcázar recibió en 2018 la designación como Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados en Prevención de las Úlceras por Presión. Reconocimiento, según opinó la supervisora de Calidad, “al trabajo realizado en la implantación de la guía de ‘Valoración del Riesgo y Prevención de UPP’.

“En este recorrido de cinco años hemos intentado poner a disposición de los profesionales todos los elementos necesarios para el abordaje integral del problema, dotando de conocimientos a los profesionales sanitarios, mejorando su capacidad para evitar que aparezcan y su capacidad de abordaje, acortando los tiempos de curación, disminuyendo el dolor y previniendo . En definitiva, favoreciendo una buena calidad de vida entre las personas que las padecen”, ha recalcado Gloria Lorente.