El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha resaltado hoy que el Gobierno de Castilla-La Manca va “de la mano” de los empresarios para desarrollar el plan de recuperación económica y social previsto para la región y para ello trabaja, en primer lugar, apostando por el diálogo social y, desde el punto de vista presupuestario, poniendo en marcha los mecanismos financieros necesarios para incentivar la inversión.

Estas palabras las ha pronunciado durante la inauguración en la sede de la Federación Empresarial Toledana (FEDETO) del encuentro anual de empresarios de talleres de reparación de vehículos de España (CETRA Auto), a la que también han asistido el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM) y de FEDETO, Ángel Nicolás, y el presidente de la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA), Enrique Fontán.

Ruiz Molina ha querido, en primer lugar, agradecer a CETRAA que haya elegido Castilla-La Mancha como sede de la cita de un sector tan importante tanto a nivel nacional, ya que genera una cifra de negocio de más de 12.000 millones al año, como regional, dado que hay más de 2.500 empresas castellano-manchegas que se dedican al mismo.

Una región, ha puesto en valor Ruiz Molina, que presenta “un fuerte dinamismo” y que cuenta con “los instrumentos y mecanismos suficientes para hacer viables sus decisiones de inversión”, por lo que es un buen momento para que los empresarios y emprendedores elijan desarrollar sus negocios en Castilla-La Mancha.

Así, Ruiz Molina ha recordado que desde el inicio de la legislatura se han creado cerca de 8.000 empresas, la tasa de desempleo se ha reducido más que a nivel nacional y el índice de confianza empresarial es uno de los más altos de España.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha destacado que los verdaderos artífices del crecimiento económico de la región son los empresarios, mientras que el Ejecutivo de Emiliano García-Page es un colaborador necesario.

El principal instrumento del Gobierno regional para impulsar ese crecimiento económico es el presupuesto, que es la herramienta que utiliza para incentivar la actividad empresarial, según ha destacado Ruiz Molina.

De entre las medidas que se ponen en marcha a través del presupuesto regional para la recuperación económica, Ruiz Molina se ha referido al Plan Adelante, que desde que se puso en marcha a principios de 2016, ha beneficiado a casi 5.050 empresas, gracias a una inversión de 60,5 millones de euros, que a su vez ha generado una inversión asociada de más de 550 millones.

En este sentido, Ruiz Molina ha enfatizado que muchas de las líneas que componen ese plan “están centradas en pequeños empresarios”, como lo son también muchos de los que se dedican a la reparación y mantenimiento de vehículos.

Además de esas medidas de apoyo a la inversión, Ruiz Molina se ha referido a las que está poniendo en marcha la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas para simplificar numerosos trámites administrativos, de los que se calcula se beneficiarán unas 15.000 empresas de la región. “El objetivo es hacer más agradable la relación del empresario con la Administración”, ha añadido Ruiz Molina.

“Se trata en definitiva de generar un clima de confianza en la región para que los emprendedores inviertan en Castilla-La Mancha, generando riqueza y empleo”, ha concluido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas.