El Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha ha reiniciado hoy las visitas a los centros escolares de la región para que los alumnos aprendan cuándo y cómo deben utilizar este teléfono de emergencias, una campaña de divulgación entre los niños, que durante 2018 ha llegado a siete colegios de las cinco provincias y a unos 1.500 escolares.

Así lo ha trasladado a los medios de comunicación el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, durante la visita que ha realizado junto al delegado de la Junta en la provincia de Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, a las actividades organizadas hoy por el Servicio de Emergencias 1-1-2 en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Ana Soto’ de Albacete.

Con esta visita el Gobierno de Castilla-La Mancha reinicia tras el comienzo del curso escolar la campaña de divulgación entre los alumnos de la región, que consiste en charlas informativas de técnicos del propio servicio en los centros escolares para que los niños conozcan, en primer lugar, la existencia de este número de emergencias y, a continuación, qué uso deben darle, enseñándoles a hacer un uso responsable del mismo.

Además de estas sesiones, tal como ha explicado Puig, el vehículo de comunicación del 1-1-2 de Castilla-La Mancha, que funciona como Puesto de Mando Avanzado (PMA) en las situaciones de emergencia, se traslada hasta los centros escolares, con el fin de que los niños puedan visitarlo y aprender desde dentro su funcionamiento.

En el CEIP ‘Ana Soto’ de Albacete las charlas informativas, dirigidas a 5º y 6º curso de Educación Primaria, han llegado hasta unos 200 alumnos; mientras que cerca de 500 escolares del centro han visitado el vehículo de coordinación, lo que ha despertado un gran interés por su parte, ha resaltado Puig.

En relación con esta campaña de divulgación, Puig ha trasladado que “es muy importante que los niños sepan actuar ante una situación de emergencia, enseñándoles cuáles son los datos básicos que tienen que transmitir y recordándoles que el teléfono funciona las 24 horas los 365 días del año”; al tiempo que ha animado a otros centros educativos y colectivos de Castilla-La Mancha a aprender de una forma “didáctica” qué es el 1-1-2, incluso visitando las propias instalaciones del servicio.

El 1-1-2 registra 475.041 llamadas procedentes en los ocho primeros meses de 2018

En relación con las llamadas que el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha ha registrado a lo largo de este año, el director general de Protección Ciudadana ha subrayado que el número de llamadas procedentes “sigue aumentando”, situándose tras los primeros ocho meses de 2018 en 475.041.

Para Puig estos datos ponen de manifiesto que “los ciudadanos de Castilla-La Mancha cada vez hacen un mejor uso del teléfono único y gratuito de emergencias europeo 1-1-2”.

En este sentido, Puig ha aseverado que “el número de llamadas totales se ha estabilizado y las procedentes, que implican que nos encontramos ante una situación real de emergencia, con movilización de recursos, van aumentando en los años 2016, 2017 y 2018, con datos que nos permiten estar satisfechos porque nos ayuda a no perder llamadas”.

Para continuar mejorando el servicio que se presta a la ciudadanía desde el 1-1-2, el director general de Protección Ciudadana también ha recordado que el Gobierno regional está acometiendo la renovación tecnológica de la plataforma de gestión de emergencias, con un presupuesto de más de 7 millones de euros, que está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, en el marco del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Castilla-La Mancha.

Reconocimientos de Protección Ciudadana 2017

Por su parte, el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, ha agradecido la colaboración y cooperación de la Dirección General de Protección Ciudadana con los servicios que existen en la provincia de Albacete ante situaciones de urgencias y emergencias.

Además, Ruiz Santos ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha concedido una medalla de Protección Civil a la voluntaria de la asamblea local de Cruz Roja Española en la localidad albaceteña de La Roda, Consuelo Morales Galiano, y ha otorgado placas al mérito en Protección Civil a la agrupación de voluntarios de Almansa, a los bomberos del parque de Almansa de los Servicios Especiales de Prevención y Extinción de Incendios de la Diputación provincial de Albacete y al puesto de la Guardia Civil del municipio, por las actuaciones llevadas a cabo durante las nevadas de enero de 2017.

Por otro lado, el delegado provincial de la Junta, que ha estado acompañado por el director provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Enrique Sánchez, ha resaltado que los ayuntamientos albaceteños de Elche de la Sierra, Molinicos y Yeste también serán reconocidos por su labor durante el incendio forestal que en julio del año pasado tuvo lugar en la Sierra del Segura.