La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha avanzado hoy en Sisante que este próximo verano podría comenzar a funcionar el grupo de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Sisante, Casas de Benítez y Pozoamargo, en la provincia de Cuenca, una de las infraestructuras más importantes por su inversión y dimensiones que el Gobierno regional tiene en construcción actualmente en Castilla-La Mancha y que va a contar con una inversión conjunta de 11,3 millones de euros.

Agustina García Élez ha visitado el estado de las obras de este grupo de depuración, que están ejecutadas a través de la entidad pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha (IACLM), dependiente de la Consejería de Fomento, cuya instalación principal de tratamiento y bombeo se encuentra en Sisante. Allí, ha asegurado que será una realidad en verano, ya que el grado de ejecución de las obras se encuentra muy avanzado en las tres infraestructuras, estando al 90% en Sisante, al 80% en Pozoamargo y al 75% en Casas de Benítez.

En esta línea, ha querido poner de manifiesto el compromiso del Gobierno regional y del presidente García-Page “por cumplir lo que promete”. “Algo que no ocurría en la anterior legislatura en materia de depuración, donde se paralizaron 157 depuradoras, incluidas las que hoy visitamos y sin tener en cuenta el propio prejuicio a los vecinos y a los Ayuntamientos, ya que suponían multas muy cuantiosas por parte las Confederaciones”, ha recordado.

La consejera ha resaltado también la importancia del cuidado al medioambiente, “que reivindicamos, y para ello ponemos todo el esfuerzo desde el Gobierno regional para que se puedan depurar las aguas de la forma más correcta, para que cumplamos todos”. Se trata, ha manifestado, de “que cumplamos con la defensa medioambiental, la normativa europea, depurando las aguas y garantizando la calidad de las aguas que llega al río Júcar”.

En este sentido, García Élez ha manifestado que “todos estamos deseando que esta instalación se ponga a funcionar, porque venía de una paralización que no se podía entender. No se puede, por un lado, exigir a los ayuntamientos esa depuración de agua y que fuera el propio Gobierno en la legislatura pasada quien la paralizara”. Por tanto, ha señalado, “hay un cambio de actitud donde no se paraliza, sino que se abre; una actitud con la que no se pone freno, sino que se apuesta por el desarrollo de la zona en materia de depuración y, por supuesto, con el compromiso del presidente García-Page con el medioambiente, el agua de calidad y en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”.

Estas depuradoras están preparadas para depurar de forma conjunta un volumen de agua residual de unos 2.410 metros cúbicos al día, dando servicio a una población equivalente que se verá beneficiada de 13.567 habitantes. Además, como ha explicado la consejera, se ha modificado el proyecto inicial para atender las demandas de crecimiento de población y económico de los municipios y las necesidades de los propios regantes de la zona.

De esta forma, ha destacado que “este esfuerzo en depuración que está haciendo el Gobierno regional también lo echamos en falta en otras comunidades vecinas, donde la depuración no está siendo prioritaria para ellos, pero cuyas consecuencias sufrimos en Castilla-La Mancha”, pues mientras aquí “tratamos de adecuar cada vez más nuestras aguas residuales, el Tajo medio sufre la contaminación proveniente del Jarama y por tanto no deja de ser la cloaca de Madrid”, reflejada en el río Tajo a su paso por Toledo o Talavera de la Reina.

La consejera, que ha recorrido las instalaciones de la EDAR, ha estado acompañada por el alcalde de Sisante, Modesto Herráiz; el director gerente de la Agencia del Agua, Antonio Luengo; el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy; el director provincial de Fomento, José Ignacio Benito, y representantes municipales de Casas de Benítez y de Pozoamargo.

Preocupación ante una posible ampliación del trasvase aprobado

Por otra parte, la responsable regional de Fomento ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura se vaya a reunir en un plazo breve, a primero del mes de mayo, y se ponga sobre la mesa la posibilidad de trasvasar más agua de la que ya está autorizada por parte del Ministerio en el último triple trasvase aprobado a inicios del mes de abril, algo que como ha señalado sería “una temeridad”. “Nos parece totalmente inapropiado”, añadiendo que “al que se le explique no lo entiende. Todavía no se han llevado el agua y aún quieran pedir más, cuando hay otra alternativa. Ellos tienen otra opción de generar esa agua, cosa que Castilla-La Mancha no. Aquí o llueve o no tenemos agua”.

Así, ha indicado que hay que apostar por la desalación, “que se potencien y se pongan al cien por cien en funcionamiento esas desaladoras”, pues como ha recordado, cuando no ha habido trasvases en época de sequía “la economía del Levante ha podido seguir siendo productiva, ejemplo de que el agua del trasvase no es necesaria, y que han podido tirar de otras alternativas”.

Por tanto, ha incidido en la necesidad de pedir que la legislación cambie, “que cambien las reglas de explotación que son abusivas para los intereses de Castilla-La Mancha, y que por supuesto este Gobierno y el mismo presidente siempre va a estar en la defensa del agua para nuestra región y no en la guerra del agua”.

Solución al transporte de viajeros en varios municipios de Cuenca

Agustina García Élez ha señalado también, a preguntas de los periodistas, que desde la Consejería de Fomento se está hablando y trabajando con los operadores que “tenemos en la zona y, sobre todo, con las concesiones del servicio de transporte de viajeros que en estos días se ha visto paralizado en varios municipios de esta provincia, para buscar una solución lo más rápido posible”. “Nuestro objetivo es solucionar el problema a los vecinos y vecinas de estos municipios de Cuenca y, en breve, posiblemente unos días, vamos a tener una solución sobre la mesa”.

Hay que recordar que la Junta de Comunidades se vio obligada a suprimir este servicio el pasado 10 de abril, después de que el Ministerio de Fomento comunicará la imposibilidad de renovar la tarjeta de transporte a la empresa concesionaria. Como ha señalado la consejera “no se puede permitir que empresas sin licencia de transporte pueda realizar el servicio”. Por último, ha pedido “a los vecinos paciencia, porque el tema administrativo ya está sobre la mesa y en breve van a tener una solución, pues el vecino que lo necesite va a poder coger el autobús”, siempre con la prioridad máxima de garantizar la seguridad a las personas y cumpliendo, en todo momento, la legalidad vigente.