Juan Ramón Crespo asegura que Izquierda Unida trabajará en una segunda reforma laboral “con la subida salarial como eje central”

Izquierda Unida Castilla-La Mancha ha vuelto a salir a la calle, este 1º de Mayo, para celebrar por primera vez, en los más de 40 años desde la aprobación del Estatuto de los Trabajadores, que las personas trabajadoras de este país han recuperado derechos gracias a la reforma laboral. Para ello y para confirmar que “unidas conquistamos derechos: desde la calle, con gobiernos de izquierda y desde la dignificación de los centros de trabajo”.

En este sentido, Juan Ramón Crespo destaca, de los logros conseguidos con la reforma laboral, “la introducción del contrato indefinido con carácter general porque ha ofrecido estabilidad a miles de trabajadores que no podían tener un proyecto de vida estable”. Además reivindica que el texto reforma “ha mejorado la negociación colectiva, incluyendo la ultraactividad de los convenios colectivos, y la primacía de los convenios del sector sobre los de empresa, lo que ha mejorado sustancialmente los salarios de muchas trabajadoras y trabajadores”.

Por todo ello, y a pesar de la dignificación del salario mínimo interprofesional, el coordinador regional de Izquierda Unida asegura que la formación “seguirá trabajando en una nueva reforma laboral que aborde la subida salarial como eje vertebral” y que introduzca “una cuestión histórica, la democratización de las empresas con la participación de las trabajadoras y trabajadores en las direcciones de las mismas”.

Los beneficios de la reforma laboral quedan confirmados en datos tan evidentes como que los contratos indefinidos pasaron del 5% al 30% en marzo -el mejor mes hasta ahora desde que existen registros-, eso a pesar de los efectos de la guerra y del paro en el transporte. Además, en el último año el paro se ha reducido en más de 840.000 personas y hay 19.958.479 personas afiliadas a la Seguridad Social, el nivel más alto de la serie histórica.

Los ministerios bajo responsabilidad de Unidas Podemos tienen como gran objetivo mejorar la vida de las personas trabajadoras del país, el mismo que señaló Izquierda Unida al formar parte del Gobierno de coalición. Y se ha puesto en práctica dignificando el Salario Mínimo Interprofesional, defendiendo el derecho de las consumidoras y consumidores frente al capitalismo especulador, yendo más allá en la defensa de la igualdad de género en todos los ámbitos, realizando propuestas para una política fiscal justa para desarrollar una industria sostenible que cree empleo y beneficie a la clase trabajadora, y rompiendo esa dinámica del capital en la que los ricos salen más ricos de las crisis que ellos mismos han provocado.

Izquierda Unida considera que la recuperación de derechos con la reforma laboral es solo el principio, de hecho, al día siguiente de su puesta en marcha definitiva hizo pública su propuesta para un nuevo Estatuto de los Trabajadores que equilibre las relaciones laborales, refuerce el sindicalismo de clase y democratice la vida laboral de las personas trabajadoras.

En estos momentos, IU está firmemente comprometida con los sindicatos para defender la revisión de los convenios colectivos en base al IPC y para gestar una nueva normativa que dignifique las prácticas no laborales y evite los fraudes en esta materia.

Y puesto que Izquierda Unida no olvida que las guerras afectan a la vida de las trabajadoras y los trabajadores, amenazan sus empleos y hunden las economías de los países que las sufren directa o indirectamente, este 1º de Mayo se ha exigido el fin de la guerra en Ucrania y todas las que hay en el mundo porque IU está en contra del anunciado aumento del gasto militar, que se hará a costa de recortar gastos sociales.

– patrocinadores –

Sin un sí es no

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Sin un sí es no
Ir arriba