Más de 150 vecinos y vecinas de Argamasilla de Alba, frente a cientos de espectadores, volvieron a tomar la Plaza de Alonso Quijano en la localidad y escenificaron los pasajes de “La jamás imaginada aventura de la dueña Dolorida, alias de la Condesa Trifaldi, y la venida de Clavileño’ el pasado sábado 8 de junio. Son pasajes basados en los capítulos XXV al XLI de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha, en la XX edición de ‘El Quijote en la Calle’, con organización del Área de Cultura de Ayuntamiento y Tiquitoc teatro, con la colaboración de numerosas asociaciones y colectivos de la localidad.

Gran representación de ‘El Quijote en la Calle” en Argamasilla de Alba 1

Con fuegos artificiales rodeándolo, el vuelo de Clavileño y la llegada por los aires a la plaza del mago Merlín fueron algunas de las escenas que le aportaron mayor espectacularidad a la puesta en escena, fruto de la imaginación de la directora Pilar Serrano de Menchén, que una vez más, y ya van 20 años, dejo caer el peso de la representación en manos de José Luis Fernández Serrano (Don Quijote) y Pedro Serrano Ocaña (Sancho), que volvieron a demostrar su profesionalidad y dominio de personajes, y a pesar de ser aficionados, con diálogos de gran humor que caracteriza a estos dos grandes.

El Duque (Antonio López), la Duquesa (María Ramírez); la Condesa Trifaldi (Vicenta Torregrosa); los trifaldines (Jesús Lara y José Antonio Navarro), o el paje de los Duques, Luis Miguel Serrano, fueron algunos de los muchos personajes que en esta edición robaron protagonismo a don Quijote y a Sancho, adquiriendo mayor peso en la representación; sin olvidar a Clavileño, el gran protagonista de la noche.

Gran representación de ‘El Quijote en la Calle” en Argamasilla de Alba 2

Los efectos de luz y sonido fueron muy importantes, más en una representación de este tipo, y fueron dirigidos por Abrahán Leal, trabajo que aportó brillantez y espectacularidad al vestuario, responsabilidad de Vicenta Torregrosa; al de peluquería y maquillaje, de la mano de Consuelo Díaz-Carrasco, y a los bailes en los que participan decenas de personas, a nivel individual, o en representación de alguna asociación de las muchas que tiene la localidad. En esta línea, cabe destacar la participación, por primera vez, de la Asociación Grupo Scout “Alba”, con cerca de 50 chicos y chicas.

La música volvió a correr a cargo de la Agrupación Musical “Maestro Martín Díaz”, dirigida por Miguel Carlos Gómez Perona, que interpretó magistralmente ‘En un lugar de la Mancha’ y ‘El Quijote’, dos conocidas composiciones de Ferrer Ferrán que regaló a la agrupación musical, y por tanto al pueblo de Argamasilla.

En esta misma línea también participó la rondalla de la Agrupación de Coros y Danzas “Mancha Verde”, cuyos instrumentos acompañaron algunos de los tradicionales y llamativos bailes que se realizan durante la representación.

El alcalde en funciones, Pedro Ángel Jiménez, habló a los asistentes junto a la directora de la representación, resaltó el esfuerzo hecho este año desde el Ayuntamiento para la promoción de este evento tan importante, y marcando también la colaboración de numerosos vecinos y vecinas para llevarlo a la Gran Vía Madrileña, donde fue presentado en la oficina de Turismo que tiene la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, para que algunas de las miles de personas que por allí circulan pudieran ver una pequeña muestra de lo que se realiza año tras año en la localidad de Argamasilla de Alba.

Jiménez destacó que se va a seguir apostando para “intentar conseguir que la declaración de Interés Turístico Regional sea, más pronto que tarde, una realidad”, y agradeció a todas las personas que durante estos 20 años han participado de una forma u otra en El Quijote en la Calle, y les animó a seguir colaborando con el mismo entusiasmo e ilusión de estos años.

Gran representación de ‘El Quijote en la Calle” en Argamasilla de Alba 3

Cabe destacar el reconocimiento que la organización hizo, al inicio de la obra, a los más de 700 participantes que en estos veinte años han hecho posible la representación, leyendo el nombre de cada uno de ellos y ellas.

Veinte años de “El Quijote en la Calle”

La representación es heredera de las denominadas “Estampas quijotescas”, que numerosos vecinos y vecinas de Argamasilla de Alba realizaron en distintas partes de la localidad en 1905, y que junto a otros muchos actos fueron organizados para conmemorar el tercer aniversario de la publicación de la primera parte del Quijote, año en el que Argamasilla de Alba fue visitada por personalidades del mundo cultural y literario como Rubén Darío y de Azorín.

Casi un siglo después, en el año 2.000, el Ayuntamiento, en colaboración con la compañía Tiquitoc Teatro, retoma aquella iniciativa popular y organiza la primera edición de “El Quijote en la calle”, que desde entonces viene realizándose de forma ininterrumpida.

En cada edición se toman uno o varios capítulos o pasajes del Quijote que, una vez adaptados, son representados en la Plaza de Alonso Quijano, coincidiendo en los últimos años con el primer sábado del mes de junio en el horario nocturno.
Como excepción, en la edición XV del año 2014, por la conmemoración de la publicación del Quijote apócrifo de Avellaneda, y dada la importancia de este libro para Argamasilla de Alba y su tradición cervantina, por constituir uno de los fundamentos de la misma, ese año se realizó una representación basada en el prólogo y en varios capítulos de este libro.