La consejera de Fomento, Agustina García Elez, ha valorado negativamente la nueva derivación de 20 hectómetros cúbicos al Levante que ha aprobado la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura en la reunión que ha mantenido hoy y que prevé que se autorice este nuevo trasvase. “Estamos decepcionados; la decisión de la Comisión es la de seguir abriendo el grifo del trasvase que obvia la situación hídrica de la cabecera a costa de hipotecar esta región, algo que nos parnueece preocupante y alarmante, esperamos que esta vez sí que el Gobierno central demuestre no autorizando este trasvase que apostaba por la transición ecológica y por revisar los trasvases, para que fueran un recurso extraordinario, especialmente después de los largos periodos de sequía que hemos padecido”, ha argumentado.

García Élez ha asegurado que “es una situación insostenible que persiste amparada por el Memorándum en vigor, que aprobó el PP, porque lo recoge la Ley, pero no por ello deja de ser menos injusto para esta región”.

En estos términos, ha añadido que “cada mes se va convirtiendo en la tónica que la propuesta y posterior aprobación del trasvase en la Comisión se convierte en realidad con el beneplácito del Ministerio. La capacidad de sorpresa cada vez es menor y nuestra indignación mayor, pues los datos no paran de evidenciar el decrecimiento del volumen de los embalses, que han perdido 8,3 hm3 en las últimas semanas y que hoy están en los 578 hm3, a un 23 por ciento de su capacidad. No queremos volver a despertarnos mañana con la autorización de este trasvase, por eso apelamos a la sensatez y al sentido común para frenar esta sangría”, ha apostillado en referencia a la última palabra que tiene el Ministerio que encabeza Teresa Ribera.

La responsable de Fomento ha lamentado que “una vez más se apuesta por Murcia y el Levante, una zona que sí está representada en esa mesa de debate y de decisión, y no como Castilla-La Mancha que, hasta el momento y hasta que se materialice el compromiso de permitir la incorporación de un miembro en esa comisión, sigue sin tener ni voz ni voto sobre el futuro del agua que está en la cuenca de su río”.

Por ello, ha recalcado, “desde este Gobierno seguiremos presentando recursos, y ya son 28 desde el inicio de la legislatura, para que se nos escuche la voz en Madrid. Que tengan en cuenta que esta región se opone y que hay que tomar soluciones urgentes que vayan por otro camino, como es la desalación”. Como ha indicado García Elez, estos trasvases, como marca la Ley, deben ir primero para medioambiente y después para abastecimiento, uso industrial, agricultura, “por eso cuando dicen que va para abastecimiento, sabemos que no es así, pues la mayor parte va para regadíos, porque para abastecimiento tienen agua de sobra. No se puede tomar el pelo a esta región”.

Para la responsable de Fomento, “ha llegado el momento de que los regadíos del Levante tengan limitaciones. Se hace cada vez más necesario y urgente que adecuen su demanda a la situación hídrica del país, teniendo en cuenta que tenemos un problema de déficit hídrico importante, con un cambio climático que se agrava cada vez más, y con una solución en nuestra mano como es de cara a futuro como la desalación”. Como ha apuntado, “el problema es que se les hace transferencias cada vez que la quieren, la tienen a demanda, pero esa solución para el Levante es una hipoteca para Castilla-La Mancha y otras regiones”.

En opinión de Agustina García Elez “el agua del trasvase sigue siendo barata para los regantes, y por ahí viene toda esta situación problemática, porque el agua desalada, tanto en calidad como en precio, puede ser igual de buena para regadíos pero les sale más cara”.

Próxima reunión Sánchez-García-Page

Por ello, ha indicado, “hay que ser capaces de sentarse a hablar y a tomar decisiones justas para todos. Esperamos que el presidente Sánchez también escuche en este mismo ámbito al presidente García-Page en su próximo encuentro del día 15 de octubre, porque este es un problema de todos, que va más allá de la solidaridad entre regiones, es un problema social serio y de futuro”.

Desde Castilla-La Mancha, como ha manifestado la consejera, se va a solicitar a la ministra que se modifiquen las reglas de explotación que recoge el Memorándum, para revisar esa curva de condiciones hidrológicas excepcionales donde se garanticen los usos del Tajo y sus necesidades medioambientales.

“Está claro que si los Gobiernos de Valencia, Murcia o Alicante, se quieren garantizar sus derivaciones y sus necesidades hídricas reclamando los trasvases y también las desaladoras, hay que decirles que nosotros también reclamaremos y exigiremos con todos nuestros medios la prioridad como cuenca cedente, un caudal ecológico suficiente para lograr el objetivo de un buen estado en el río, que es lo que marca la Ley, y no se está cumpliendo y que los embalses no pueden quedarse otro invierno muertos”, ha concluido.