l director general de Carreteras y Transportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, David Merino, ha adelantado que el Gobierno regional iniciará en septiembre el arreglo de la primera fase de las obras de reparación de la carretera CM-4115 entre la N-420 y el municipio de Villamayor de Calatrava.

Estos trabajos se enmarcan dentro del Programa de Conservación Extraordinario contemplado en el vigente III Plan Regional de Carreteras. Un plan que, en palabras de Merino, “busca responder con celeridad a las obras más urgentes como es ésta”. En concreto se actuará en aproximadamente 3,5 kilómetros de los 7 kilómetros que tiene de longitud la CM-4115.

En esta primera fase, se procederá al fresado de la capa de rodadura, reposición con mezcla bituminosa, así como la extensión de una nueva capa de esta misma sustancia a todo el ancho de la calzada en los tramos en renovación. También, se realizarán trabajos de mejora del drenaje longitudinal con la formación de cunetas y mejora del drenaje trasversal.

En opinión de Merino, “este proyecto es uno más de los muchos que estamos haciendo durante la presente legislatura en la conservación y mejora de nuestras carreteras, unos trabajos que fueron abandonados con el Gobierno anterior, por lo que están siendo todavía más costosos”. Sin embargo, reconoce el esfuerzo inversor que en esta materia está haciendo el Ejecutivo “somos muy ambiciosos y ya estamos trabajando en 413 kilómetros de carreteras y autovías, con una inversión de 183 millones de euros. Unos datos que distan mucho del balance de los cuatro años del anterior gobierno, 40 millones de euros y 235 kilómetros”, ha sentenciado.

Por otro lado, hay que destacar las innumerables actuaciones que se están llevando a cabo en el medio rural por parte del Ejecutivo, “es una de nuestras prioridades mejorar la seguridad y la vida en nuestros pueblos, así como garantizar la igualdad de los castellano-manchegos vivan donde vivan”.

Desde la Consejería de Fomento se explica que el deterioro que sufre esta carretera se debe a la falta de mantenimiento y de actuaciones durante la pasada legislatura. Además, ha empeorado en los últimos meses como consecuencia del incremento de tráfico pesado motivado por el transporte de materiales para la construcción de una carretera de la red provincial, una obra ya finalizada. Por lo tanto, “era necesario actuar y así lo vamos a hacer”, ha concluido.