El Gobierno presidido por Emiliano García-Page ha destinado en los tres años de la presente legislatura 2.853.416 euros a actuaciones de rehabilitación y adaptación en viviendas de Guadalajara, frente a los 353.262 euros que se destinaron para el mismo fin en los cuatro años de la anterior legislatura.

Estas ayudas han permitido que en el año 2017 se pudieran acometer obras de mejora en 460 viviendas de la provincia, el 85 por ciento de ellas ubicadas en la capital y en el Corredor del Henares.

Así lo ha destacado esta mañana el delegado de la Junta, Alberto Rojo, durante una visita que ha realizado a uno de los edificios que se han beneficiado de estas subvenciones en la capital. En concreto, en el inmueble visitado hoy, situado en la calle Isabela, se han acometido obras para mejorar su accesibilidad. Para ello se han instalado varias rampas y un ascensor que facilitan el acceso de los vecinos a sus viviendas. Los trabajos han tenido un coste de 62.972 euros, de los que 40.930, es decir un 65 por ciento del total, han sido aportados por el Gobierno regional.

“En el Gobierno regional tenemos claro que el dinero público ha de estar destinado a mejorar la vida de las personas y hemos de priorizar aquellas obras que aun siendo pequeñas suponen un gran cambio para mejorar la vida de la ciudadanía”, ha indicado Alberto Rojo.

El delegado, acompañado por el director provincial de Fomento, Julio Calle, ha conocido la ejecución de los trabajos y las mejoras que los mismos han supuesto para un inmueble que fue construido en 1968 y presentaba importantes barreras arquitectónicas para sus 27 vecinos, que ahora han sido subsanadas.

El delegado de la Junta ha hecho hincapié en el importante impulso que el Gobierno regional ha dado a la política de vivienda en toda la región en estos tres años, no solo en materia de rehabilitación, sino también en materia de arrendamiento. En este sentido, Alberto Rojo, ha detallado que en estos tres años, el Gobierno regional ha concedido ya más ayudas para el alquiler de viviendas que en toda la legislatura anterior. Así, si durante la pasada legislatura se concedieron ayudas para el alquiler por importe de 3.253.324 euros, el actual Gobierno regional ha concedido ya ayudas por importe de 3.897.310 euros.

El delegado ha recordado que este mismo mes de agosto se han publicado las órdenes para acogerse a ayudas regionales tanto para el alquiler de viviendas como para acometer obras, como las visitadas hoy, que pueden estar destinadas a mejorar la eficiencia energética, la sostenibilidad, conservación seguridad y accesibilidad de los edificios.

Ambas órdenes se publicaron el pasado 8 de agosto y tienen un plazo de presentación de dos meses.

El delegado de la Junta ha explicado que la línea de ayuda al alquiler está dotada con una cantidad cercana a los 11.500.000 de euros, y su objeto es facilitar el acceso a una vivienda digna, a unidades de convivencia con rentas limitadas, subvencionando un porcentaje de la renta a pagar. Las previsiones son que a través de esta orden de ayudas se puedan beneficiar 7.500 familias en la región.

Como novedad, en esta convocatoria se presta una atención preferente por un lado a los jóvenes menores de 35 años y por otro, a las personas mayores de 65 para los que se incrementa la subvención hasta un 50 por ciento.

Además, en esta orden se incluye una nueva línea destinada a las asociaciones del Tercer Sector, dotada con 100.000 euros, con el fin de subvencionar la renta de los alquileres de viviendas destinadas a personas con necesidades especiales, “lo que responde a nuestro especial interés en redoblar esfuerzos con quienes más ayudas necesitan”.

Ayudas para rehabilitación

En cuanto a la convocatoria para la mejora de la eficiencia energética, sostenibilidad, conservación, mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en viviendas, Alberto Rojo ha explicado que mediante estas ayudas se pretende mejorar las condiciones generales de las viviendas de la región, “mejorando la calidad de vida de las personas que las habitan e impulsando al mismo tiempo el sector de la construcción”. En este caso la dotación económica para estas ayudas ascenderá a 12,5 millones de euros para lo que resta de este año y el 2019.

La cuantía de la subvención será con carácter general de un 40 por ciento de la inversión, con un máximo de 12.000 euros en las viviendas unifamiliares y de 8.000 en las integradas en edificios comunitarios. Cuando se trata de colectivos preferentes, como son las unidades familiares con ingresos menores a tres veces el IPREM, discapacitados, mayores de 65 años o residentes en municipios menores de 5.000 habitantes, la ayuda podría llegar al 75 por ciento de la inversión.

En esta convocatoria, se han abierto las líneas destinadas a viviendas unifamiliares y a las integradas en edificios residenciales y posteriormente se abrirá para las actuaciones en las zonas comunes de edificios residenciales.