El Gobierno de Castilla-La Mancha concluyó la retirada de los neumáticos que estaban acumulados en el depósito ilegal de la ciudadrealeña de Argamasilla de Alba.

Lo confirmó el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo, durnte una visita al punto que está ubicado junto a la autovía A-43. Allí informó sobre los trabajos que llevó adelante la empresa pública Tragsa, además de comprobar labores de limpieza de la parcela junto al alcalde local, Pedro Ángel Jiménez, y la directora provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Prado Amores.

Portillo ha manifestado que este es un paso más dado por el Gobierno castellano-manchego en su plan de retirada de todos los vertederos ilegales de neumáticos existentes en la región. Para el desmantelamiento del depósito de Argamasilla de Alba para el que el Ejecutivo autonómico tenía previstos 814.000 euros, un coste que se repercutirá en el titular de la actividad.

En total se retiraron 1.500 toneladas de neumáticos que fueron llevadas a un gestor autorizado de Campo de Criptana para dejar el espacio saneado en su totalidad.

El viceconsejero de Medio Ambiente ha aprovechado para confirmar que “de los siete emplazamientos que existían -Argamasilla de Alba, Cervera, Hellín, Caudete, Chiloeches, Consuegra y Yunclillos- a finales de año solo quedarán Caudete y parte del de Consuegra”, es decir, unas 1.575 toneladas estimadas tras la retirada de 5.000 en esa fecha, por lo que se continúa con la hoja de ruta para cumplir con el compromiso de que no quede ningún depósito ilegal de neumáticos al finalizar la presente legislatura.