El Gobierno de Castilla-La Mancha puso de manifiesto en el Ministerio de Agricultura, PEsca y Alimentación la necesidad de avanzar en un debate político para las negociaciones en España por el nuevo período de la PAC 2021-2027. La próxima reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola será el espacio para debatir en torno a la posición nacional ante la nueva Política Agraria Común (PAC).

Así lo ha traslado a los medios de comunicación el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, al término de la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios en la sede  del  Ministerio  de  Agricultura,  Pesca  y Alimentación, que se ha mantenido hoy en Madrid, y en la cual ha reiterado que mientras desde el punto de vista técnico se trabaja “artículo a artículo”, en el debate político “aún estamos a tiempo de influir en determinadas cuestiones” que no se han abordado hasta ahora.

Entre las cuestiones a abordar desde el punto de vista político, se encuentran, por ejemplo, la apuesta por un modelo de referencia de derechos históricos o uno de convergencia, donde los agricultores cobren lo mismo por trabajo realizado sin distinguir donde se encuentren; la necesidad de definir la figura de agricultor genuino; y otros aspectos como la aplicación de un techo de explotación y los pagos redistributivos por hectárea.

Todos estos aspectos, ha dicho, deben estar en debate político y así ha tendido la mano del Ejecutivo regional para que entre todos se consiga llegar a un acuerdo nacional para que se puedan incluir estas cuestiones en las negociaciones en Bruselas.

Recordo sobre esta materia, “Castilla-La Mancha ha hecho los deberes” y ya se anticipó a este debate de la PAC, con un documento de posición regional consensuado con los representantes del sector y que espera sea tenido en cuenta y se incluya en la posición que se adopte a partir del año que viene a nivel nacional.