El director general de Acción Social y Cooperación, Ramón Lara, ha destacado hoy “la recuperación” en esta legislatura de la Cooperación Internacional y ha destacado que, desde 2015 a 2018, se destinarán a esta materia un total de 9,5 millones de euros frente a “la nada” que se dedicó en la legislatura anterior.

Lara ha comparecido hoy en la Comisión de Bienestar Social de las Cortes de Castilla-La Mancha para informar sobre la Cooperación al Desarrollo de Castilla-La Mancha, después de que lo haya hecho la directora general de Atención a la Dependencia, Ana Saavedra, en este caso para hacer balance de su área de responsabilidad.

“Partíamos de la nada, de una reducción presupuestaria desde 2010 de 44 millones de euros a 126.000 euros que se han estado destinando en el periodo 2011-2015, solamente en Ayuda Humanitaria”, ha lamentado el director general, quien ha enfrentado estos datos a los logrados esta legislatura, cuando ha resaltado “la recuperación de tres convocatoria de Cooperación”.

En concreto, se ha referido al “incremento y mejora de la Ayuda Humanitaria para situaciones de crisis y emergencia, la convocatoria de proyectos de Cooperación para el Desarrollo y la convocatoria de Educación para el Desarrollo”.

Con ello, ha destacado la recuperación del diálogo con las entidades y, para ilustrarlo, ha expuesto que en 2017 se aprobó un nuevo decreto del Consejo Regional de Cooperación para el Desarrollo, un órgano que “se redujo a la mitad en la pasada legislatura” y que, ahora, ha pasado de contar con 9 miembros a 20.

Del mismo modo, ha destacado que la Dirección General ha mantenido encuentros con más de 50 entidades esta legislatura.

Decreto regulador de las Acciones Humanitarias y de Emergencia

El director general también ha apuntado el impulso del decreto regulador de las Acciones Humanitarias y de Emergencia con la finalidad de mejorar la política humanitaria que “englobe actuaciones de asistencia, protección e incidencia a favor de las víctimas de desastres naturales o causados por el ser humano, orientadas a salvar vidas, aliviar el sufrimiento y mantener la dignidad humana durante y después de las crisis, así como prevenir y reforzar la capacidad de respuesta para cuando sobrevengan tales situaciones”.

“Hemos incorporado la defensa de los derechos humanos como principio que inspira la política del Gobierno regional”, ha señalado Lara, quien ha apuntado que, hasta el momento, se han financiado 95 proyectos, que llegarán a unos 150 cuando finalice el año 2018.

Además, ha recordado que en el mes de junio tendrá lugar la primera reunión del grupo de expertos para elaborar la Estrategia de Cooperación Internacional para el Desarrollo, “con la finalidad de establecer las líneas estratégicas en esta materia”.

“Siempre desde un enfoque de derechos humanos y desde el fortalecimiento de la cooperación descentralizada regional y local, así como fortalecer las acciones de solidaridad de la ciudadanía”, ha resaltado Lara.