El Gobierno de Castilla-La Mancha ha acometido trabajos de limpieza y clareo en 109 hectáreas del pinar de Chiloeches como tratamiento preventivo contra incendios forestales.

El director general de Política Forestal y Espacios Naturales, Rafael Cubero, y el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Santos López, acompañados por el alcalde de la localidad, Juan Andrés García, han visitado la zona en la que se ha actuado con el objetivo de comprobar sobre el terreno el alcance de los trabajos realizados.

De acuerdo a Santos López, la zona escogida para la actuación es la más próxima a los cascos urbanos de Chiloeches y las urbanizaciones de El Mapa y El Clavín, así como a la carretera. Al ser colindantes con el pinar, tienen un mayor riesgo de afección en caso de incendios. Los trabajos realizados, de acuerdo al responsable provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ayudarán a prevenir incendios, optimizarán el desarrollo y el crecimiento del arbolado existente y mejorarán la calidad general del pinar.

En este sentido, ha indicado que antes del tratamiento los árboles estaban excesivamente juntos, lo que impedía que recibieran la suficiente luz, agua y nutrientes para su óptimo desarrollo. El clareo realizado evita el entrelazado de copas y genera espacio entre las mismas, lo que permite que se desarrollen fustes robustos y copas bien formadas y, a su vez, aminora significativamente las posibilidades de progresión del fuego en caso de incendio forestal.

La madera derivada de esta actuación se ha tratado y troceado en el monte a las dimensiones adecuadas para su transporte hasta la industria transformadora y se está derivando a plantas de biomasa para la producción de energía eléctrica.

Santos López reiteró la importancia que el Gobierno de Castilla-La Mancha concede a los trabajos preventivos de incendios forestales, “porque son fundamentales para reducir el riesgo de fuegos en la temporada veraniega”. Así, ha recordado que la ampliación de estas labores preventivas a los 12 meses del año tras el recorte realizado en la anterior legislatura, “está siendo muy importante y se está dejando notar en nuestros montes”. En concreto, en la provincia de Guadalajara se realizan trabajos silvícolas preventivos durante el invierno en una superficie que oscila entre las 1.500 y 2.000 hectáreas cada año.

De la misma manera, recordó que desde el inicio de la legislatura, el Gobierno regional viene invirtiendo 628.000 euros en mejoras del dispositivo de prevención y extinción de incendios en la provincia de Guadalajara.