El Gobierno de Castilla-La Mancha convoca las ayudas para participar en el Programa de Termalismo Social durante el año 2019, con una oferta que será de 7.000 plazas frente a las 373 de 2015.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado hoy la resolución de la convocatoria de la Consejería de Bienestar Social, que tiene como objetivos prevenir situaciones de dependencia y la promoción de la autonomía personal de los mayores. Esta iniciativa es fruto del compromiso del Gobierno regional por el envejecimiento activo y saludable, así como de recuperar y reconstruir el Sistema de Dependencia.

El Programa de Termalismo Social será desarrollado entre los meses de marzo y diciembre en tres turnos: marzo, abril y mayo; junio, julio, agosto y septiembre; y octubre, noviembre y diciembre.

El plazo para inscribirse en el primer turno comienza el lunes 7 de enero y finaliza el día 4 de febrero. Los interesados pueden encontrar más información en la página web del Gobierno de Castilla-La Mancha www.castillalamancha.es, a través de los Servicios Sociales de su localidad, en los Centros de Mayores o llamando al 112.

El Gobierno regional invertirá en el programa 756.000 euros en 2019, un incremento del 40 por ciento en relación a 2018. Las ayudas serán de 108 euro por participante que se abonarán directamente al balneario, de manera que el Gobierno regional subvencionará aproximadamente, el 40 por ciento de estancia.

El Termalismo Social ha sido un éxito en 2018, ya que se han gestionado 5.000 plazas, 1.500 más que en 2017 cuando se adjudicaron 3.500 plazas, frente a las 373 adjudicadas en 2015 en la pasada legislatura.

Además, el Termalismo Social está ligado al Terapéutico, del que se han beneficiado 895 personas en 2018, duplicándose prácticamente la cantidad de participantes con respecto a 2017, frente a las 160 de 2015. En 2019 se llegará a las 1.000 plazas.

Estas actividades, además de permitir que la ciudadanía pueda disfrutar de los beneficios de las aguas termales, producen riqueza allí donde se encuentran los balnearios. En concreto, los programas de Termalismo ayudan a mantener 600 empleos directos y 1.700 indirectos en las zonas rurales donde se ubican nueve balnearios de la región que participan en el Programa.