Manzanares (Ciudad Real), 28 de junio de 2017.- La consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha presentado el nuevo plan de las Líneas Límite 2017-2020 como una herramienta que vendrá a “solucionar y evitar conflictos entre vecinos y municipios, porque marca con las tecnologías más novedosas las líneas divisorias entre parcelas o términos municipales”.
 
Así lo ha definido la responsable de Fomento del Gobierno regional durante el acto de presentación en la Casa de la Cultura de Manzanares, donde han asistido el director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad, Javier Barrado; el director provincial de Fomento en Ciudad Real, Casto Sánchez; el alcalde de Manzanares, Julián Nieva; responsables del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y representantes de los municipios afectados.
 
“Es un paso muy importante y una de las principales acciones que el Gobierno de García-Page quiere hacer, y hoy avanzamos con esta nueva acción. Venimos de un plan anterior (2013-2016) donde solo se proyectaron las cinco capitales de provincia, aunque cuatro de ellas se han finalizado en la presente Legislatura, además de que en el nuevo Plan Cartográfico Regional la intención es crecer exponencialmente llegando a entre 30 y 35 municipios más”, ha expuesto García Élez.
 
La consejera ha recordado que la intención es “solucionar los problemas de los ciudadanos y llegar con estas acciones al mayor número posible de personas”, en relación a la petición de muchos consistorios de ser incluidos en próximas convocatorias. “La gestión se demuestra con hechos y con acciones que beneficien y solucionen los problemas de los castellano-manchegos”, ha remarcado la titular de Fomento.
 
Para los cuatro años de vigencia del plan se ha hecho un cálculo para el reparto más o menos equitativo de municipios en cada una de las cinco provincias.
 
Este primer año se realizan las líneas límite totales de Alcázar de San Juan, Tomelloso, Valdepeñas, Manzanares, Campo de Criptana, Llanos del Caudillo y Arenales de San Gregorio (Ciudad Real), los dos últimos porque quedan rodeados por los otros municipios; y Mota del Cuervo (Cuenca). Igualmente, están afectados todas las localidades o ciudades que lindan con las mencionadas y a las que, por tanto, se hace el tramo de línea límite coincidente. Los llamados a esta primera convocatoria para la presentación en sociedad han sido 24 de Ciudad Real, cuatro de Cuenca y cuatro de Toledo.
 
El proyecto ha sido desarrollado por la Dirección General de Planificación Territorial y Sostenibilidad de la Consejería de Fomento, que firmó en septiembre de 2016 un convenio de colaboración con el Ministerio de Fomento, a través del Instituto Geográfico Nacional (IGN) para la recuperación, mejora geométrica y aseguramiento de la calidad de las líneas límite jurisdiccionales de términos municipales de la Comunidad Autónoma.
 
La recuperación y mejora consiste en dotar de coordenadas geográficas precisas a todos los mojones que componen cada una de las líneas de término municipal, así como, para todas ellas, la concreción geométrica del trazado del límite entre cada dos mojones consecutivos. En ningún caso, ello supondrá alteración alguna de las líneas límite desde un punto de vista jurídico, sino que se trata de dotarlas de precisión geométrica conforme a las nuevas técnicas geodésicas.
 
Este acto tiene lugar debido a la exigencia que se marca desde la Unión Europea, además de con el objetivo de mejorar la calidad de nuestra base cartográfica acorde con la tecnología de última generación en esta materia, contribuyendo a resolver conflictos entre distintas cartografías especialmente con el catastro, con lo que ayudamos a la resolución de muchos litigios jurídicos entre los ayuntamientos y particulares.
 
“Somos conscientes de que en Castilla-La Mancha hay 919 municipios y que, a este ritmo, tardaríamos muchos años en finalizar el proyecto, pero es cierto que cada vez se podrán hacer más localidades por acumulación de tramos de líneas límite corregidas, es decir, irá creciendo exponencialmente el número de municipios sobre los que se podrá trabajar”, ha detallado el director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad.
 
De momento, y dadas las condiciones presupuestarias en este plan es lo que se puede abarcar, aunque “hay que valorar la ayuda que el Gobierno regional realiza a favor de los municipios en este sentido, puesto que en parte serían ellos los que tendrían que impulsar el proyecto, aunque ha sido el Ejecutivo de García-Page el que ha decidido históricamente impulsar el tema”, ha expresado la consejera.
 
Antecedentes al proyecto de las líneas límite del Plan Cartográfico Regional
 
Actualmente, las líneas límite registradas en el Registro Central de Cartografía (RCC) del IGN tienen una precisión máxima correspondiente a una escala 1:25.000, siendo ésta peor en la generalidad de las líneas debido a los métodos e instrumentos topográficos utilizados entre 1870 y mediados del siglo XX por el IGN para su levantamiento y posterior trazado sobre el Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000.
 
Posteriormente, su imprecisión se incrementó notablemente en no pocos casos como consecuencia de los procesos cartográficos seguidos para su edición y digitalización. Por otra parte, algunas líneas o tramos de líneas de entre los inscritos originalmente en el RCC pueden tener carácter provisional, es decir, carecer de valor jurídico, puesto que en las correspondientes actas de deslinde consta el desacuerdo entre los ayuntamientos limítrofes.
 
Con este proyecto de mejora y recuperación de los límites municipales también se pretende resolver la actual situación de multiplicidad en la definición geométrica de una misma línea límite en las cartografías producidas por las diversas Administraciones públicas, como Planes de Ordenación Municipal, Cartografía autonómica o Catastro, entre otras.
 
El 14 de marzo de 2007 el Parlamento Europeo y el Consejo establecieron una infraestructura de información espacial en la Comunidad Europea (Inspire) que incluye en un anexo que las unidades administrativas en que se dividan las áreas en las que los Estados miembros tienen y/o ejercen derechos jurisdiccionales, a efectos de administración local, regional y nacional, separadas por límites administrativos.
 
En consecuencia, para que la información que se remita a Europa sobre los límites de esas Unidades Administrativas sea lo más rigurosa posible, tanto en su precisión geométrica como en su respaldo jurídico, es necesario llevar a cabo, sobre los límites jurisdiccionales de Castilla-La Mancha, los procedimientos técnicos y administrativos contemplados en este proyecto.
 
El Real Decreto del 23 de noviembre de 2007 regula el Sistema Cartográfico Nacional establece que deberán inscribirse obligatoriamente en el RCC las líneas límite de los términos municipales. Para ello, a la finalización de estos trabajos el resultado será expuesto a las Comisiones Municipales de Deslinde constituidas por los Ayuntamientos implicados para que se firmen las actas conjuntas tras la ratificación plenaria. Así, se permitirá la actualización de la inscripción de la geometría de las líneas en el RCC del IGN y su consecuente reflejo en las cartografías oficiales, estatal, autonómica y local. Todo ello conforme al Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales.

También te puede interesar:  El Gobierno regional diseña el nuevo Plan Cartográfico de Castilla-La Mancha 2017-2020 como una herramienta para una planificación territorial sostenible