El Gobierno regional ha firmado con los ayuntamientos de Talavera de la Reina, Cazalegas y Pepino un protocolo para el desdoblamiento de la antigua N-V. Así ha quedado reflejado hoy por el consejero de Fomento, Nacho Hernando, junto a la alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García Élez; el alcalde de Cazalegas, Francisco Javier Blanco, y el alcalde de Pepino, Inocencio Gil, a quienes ha agradecido “anteponer a cualquier otro interés, el de sus vecinas y vecinos”.

La firma realizada supone el primer paso para abordar el desdoblamiento de la entrada Este de la Talavera de la Reina y a la que también han asistido el director general de Carreteras, David Merino; el delegado de la Junta en Talavera, David Gómez; el delegado de Fomento en la provincia, Jorge Moreno; y miembros de las distintas corporaciones municipales.

En este sentido, Hernando ha calificado la firma de este protocolo de “un proyecto y una apuesta seria por Talavera y su comarca”, y ha remarcado que “estas son nuestras cartas de presentación, de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, del Gobierno de Emiliano García-Page, que ya va a poner dinero en hacer un anteproyecto, en lo que tenga que ser la obra y que va a contribuir, al menos en parte, de lo que tenga que suponer el mantenimiento”.

El consejero de Fomento ha defendido la viabilidad de este proyecto y ha emplazado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a implicarse en él, ya que ya que es una reivindicación histórica en la ciudad “por ser la entrada natural a Talavera con un tráfico de 17.000 vehículos todos los días”.

Asimismo, Hernando ha asegurado que con esta firma “estamos dando un ejemplo de lo que debería significar la política; ya que hemos dejado a un lado el partidismo y hemos abrazado la política de siempre; la que ha construido un país como el nuestro a partir del acuerdo, el consenso, que ha encontrado el terreno en común y ha tendido puentes”.

Protocolo de desdoblamiento de la antigua Nacional V

A través del protocolo que se ha firmado, la Consejería de Fomento realizará las labores técnicas para identificar el estado actual, las condiciones existentes y la definición de las actuaciones necesarias para mejorar la capacidad del tramo. Asimismo, la intención de la Consejería es estudiar las distintas alternativas, valorarlas económicamente y someterlas a la consideración del resto de administraciones implicadas.

Por su parte, los ayuntamientos implicados se comprometen a facilitar los estudios precedentes y la documentación que sea precisa para la mejor realización de los trabajos de cara a la mejora del tramo en cuestión, así como el estado actual del tramo cuya titularidad ostenta. Además, definirán el detalle de la planificación urbana aplicable.