Toledo, 5 de octubre de 2017.- El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha informado que mañana se publican en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) las “declaraciones de interés general” de las actuaciones incluidas en los planes comarcales de defensa contra incendios forestales en las zonas consideradas, por la Dirección General de Política Forestal y Espacios Naturales, de alto riesgo en la región.
 
Se trata, en concreto, de las Sierras de Alcaraz y del Segura, Hoces del Cabriel y Júcar y ramblas del Este, en la provincia de Albacete; Campo de Calatrava Sur, en la provincia de Ciudad Real; comarca de La Jara, en la provincia de Toledo y vertientes del Tajuña, en la provincia de Guadalajara.
 
De esta forma, en caso de que se considere necesario actuar para prevenir incendios o restaurar superficies quemadas -cuando los particulares no accedan a realizar esos trabajos-, lo podrá hacer la Administración regional de forma subsidiaria.
 
Estos planes responden a lo contemplado en la Ley de Montes y Gestión Forestal Sostenible de Castilla-La Mancha de 2008, que establece que para cada una de las áreas declaradas zonas de alto riesgo de incendio se formulará un plan de defensa específico.
 
De aplicación inmediata
 
La resolución, una vez publicada en el DOCM, se aplicará ya para la restauración de la superficie afectada por el incendio de Yeste de este verano, si los dueños del terreno no se hacen cargo. Además, dentro del plan de restauración de esta zona, también mañana se publica la orden para gestionar la retirada y aprovechamiento de la madera quemada para poder iniciar los tratamientos de dicha restauración en el terreno.
 
La orden es el inicio del plan de restauración, dotado con 700.000 euros y ampliable en caso de necesidad, que prevé aprovechar y retirar la madera quemada, el apeo de biomasa quemada y la ejecución de albarradas transversales con material vegetal quemado y de mampostería en seco para la defensa del suelo frente a la erosión, arreglo de accesos y caminos, tratamiento de plagas y colocación de cajas nido, reparación de infraestructuras, recogida de semillas para restauración vegetal y seguimiento de la regeneración natural del monte. Todas estas actuaciones se van a iniciar ahora y estarán finalizadas para antes de la próxima campaña.