El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica hoy una resolución de la Viceconsejería de Educación por la que se establece que el próximo miércoles, 2 de diciembre, tendrá lugar la votación para la elección y renovación de los Consejos Escolares de los centros educativos sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas no universitarias.

Igualmente, en la resolución se han establecido las medidas preventivas frente a la COVID-19 para que, preservando la salud pública, la comunidad educativa pueda ejercer su derecho al voto.

La jornada de votación será de mañana o de tarde, a elección del centro docente y en función de las enseñanzas que imparta, siempre con el objetivo de evitar el menor tránsito de personas y la coincidencia con el alumnado.

También se establece en la resolución que si el día 2 de diciembre fuese inhábil en alguna localidad, la Junta Electoral ordenará que la votación se celebre el día hábil inmediatamente anterior o posterior al establecido. Si por razones excepcionales y justificadas no pudiera llevarse a cabo con el calendario fijado, será la Delegación Provincial de Educación la que autorizará, por escrito, el cambio de dicha elección.

Por lo que se refiere a las medidas preventivas de cara a la jornada de votación se señala que deberá elegirse como lugar para la celebración de las elecciones, el lugar más amplio y diáfano, que disponga de ventilación natural, y que requiera el menor recorrido para acceder al mismo, evitando, en la medida de lo posible, que sea necesario el acceso mediante escaleras o ascensores.

Igualmente, se recomienda que la sala disponga de una entrada y salida distinta a fin de permitir un sentido único de circulación en la misma; que las personas integrantes de la mesa electoral estén separadas por una distancia no inferior a 1,5 metros y que la disposición de las urnas y los elementos de mobiliario dentro de las salas donde estén ubicadas respeten la distancia de seguridad.

Asimismo, se señalizará correctamente con marcas en el suelo la posición en que debe esperar su turno cada votante para garantizar la distancia de separación que corresponda.

Deberán tomarse medidas organizativas para garantizar el acceso ordenado de las personas votantes al centro, su flujo dentro del mismo y su salida, evitando aglomeraciones y tratando de que se guarden las distancias debidas. Para asegurar el cumplimiento de distancias de seguridad entre las personas que esperen fuera del centro o dentro del mismo se recomienda colocar cintas o señales de separación en el suelo.

El centro docente también informará, con antelación suficiente, a toda la comunidad educativa, de la posibilidad del voto por correo.

En cuanto a las medidas de higiene se seguirán las pautas establecidas por la normativa vigente, así como las instrucciones de las autoridades sanitarias y los centros educativos coordinarán e intensificarán las actuaciones de limpieza y desinfección de las instalaciones de los centros que se vayan a emplear para la celebración de las elecciones, tanto previamente como con posterioridad al desarrollo de las votaciones.

Se ventilará adecuadamente la instalación con carácter previo a la celebración de las votaciones y, en la medida de lo posible, durante la misma; se limpiarán a intervalos periódicos las mesas y las urnas, así como los aseos y los pomos de puertas, pasamanos y otras superficies que se toquen con frecuencia. En las mesas electorales se dispondrá de geles hidroalcohólicos para el personal de la mesa y demás personal al servicio de las votaciones.

Los miembros de las mesas electorales deberán usar mascarillas quirúrgicas y contar con mampara de protección para la atención de los votantes, o en caso contrario hacer uso de mascarilla de protección respiratoria FFP2 sin válvula de exhalación.

A los votantes se recomienda que lleven el voto ya preparado desde el domicilio, que ejerzan su derecho utilizando mascarillas, respeten la distancia de seguridad, que no se acumulen y solo permanezcan el tiempo imprescindible para votar.

Las personas participantes en las operaciones de recuento de los votos procurarán mantener entre sí la distancia recomendada y las medidas higiénico-sanitarias mencionadas. El escrutinio podrá ser pausado las veces necesarias para garantizar el correcto lavado de manos de las personas encargadas del mismo.