El Gobierno regional ha destacado la importancia de que los voluntarios y voluntarias de Protección Civil cuenten con la equipación y los dispositivos necesarios para llevar a cabo su labor, de ahí el apoyo que ofrece a las entidades locales para dotar de medios materiales a las agrupaciones de Castilla-La Mancha, entre las que ha comenzado a distribuir diverso material de emergencia, con el fin de dotarles del equipamiento necesario para que puedan hacer frente a las incidencias que acontecen en los municipios.

Material que el personal voluntario ya ha comenzado a utilizar para el desarrollo de sus funciones. Es el caso de la Agrupación de Protección Civil de Ontígola, que ha recibido una tienda de campaña de primeros auxilios y que ha estrenado hoy en el dispositivo preventivo puesto en marcha con motivo de la carrera solidaria que el Ayuntamiento de esta localidad y la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del colegio ‘Virgen del Rosario’ han organizado para recaudar fondos a beneficio de la Fundación Aladina.

‘La primera carrera del mundo donde todos ganan’ es el lema elegido para esta primera carrera popular a favor de los niños y niñas con cáncer, una jornada que aúna deporte y solidaridad y a la que ha asistido el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, junto a la alcaldesa de este municipio, María Engracia Sánchez.

Puig ha puesto en valor el trabajo desinteresado de los voluntarios y voluntarias de Protección Civil, a los que ha mostrado el agradecimiento del Ejecutivo autonómico, al tiempo que ha felicitado a la Agrupación de Ontígola, que este año celebra su 22 aniversario.

Un colectivo del que forman parte 13 personas y que, desde 2015, ha recibido ayudas del Gobierno regional por valor de 7.820 euros para diverso material de emergencia. En concreto, la subvención de este año ha ascendido a 3.636 euros para la mencionada tienda de campaña de primeros auxilios.

Ayudas para promover la labor altruista de las agrupaciones de Protección Civil

Este año 2021, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha concedido subvenciones por importe de cerca de 350.000 euros a 153 agrupaciones de Protección Civil de las entidades locales de la región para que dispongan de los uniformes y medios materiales necesarios para desarrollar su labor.

Estas convocatorias anuales han permitido destinar, desde 2016, más de dos millones de euros a nuevo equipamiento para las 236 agrupaciones de Castilla-La Mancha, que cuentan con cerca de 4.000 voluntarios y voluntarias.

Unas ayudas con las que el Ejecutivo autonómico pretende, en colaboración con los ayuntamientos, impulsar y promover la labor altruista de las agrupaciones de Protección Civil, que resulta fundamental a la hora de afrontar y resolver situaciones de emergencia y urgencia.