Castila-La Mancha va a recibir el doble de los fondos del Estado que le correspondían proporcionalmente para las áreas de influencia de los Parques Nacionales debido a la “excelente gestión que se hizo de esta línea por parte del Gobierno regional el año pasado” y que ha permitido incrementar la cuantía de las compensaciones socioeconómicas procedentes de fondos que “otras comunidades no han gastado”.

Lo dio a conocer el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, quién asisitió a una conferencia sectorial de Medio Ambiente mantenida en la sede del Ministerio para la Transición Ecológica, presidida por la ministra Teresa Ribera.

Francisco Martínez Arroyo ha destacado que se trata de ayudas por importe de cerca de 600.000 euros para el año que viene que permitirán realizar iniciativas en los municipios de influencia de los Parques Nacionales de Cabañeros y Tablas de Daimiel y que hará “compatible” la protección de estos espacios naturales con el desarrollo económico de las localidades enclavadas en esta zona.

Gracias a las iniciativas que se desarrollarán, sea por los propios ayuntamientos o por empresas, se va a potencia la creación de empleo y el fomento para que “las personas se queden a vivir” en estos municipios, fijando población.

En relación con este asunto, el consejero ha trasladado a la ministra para la Transición Ecológica la forma de avanzar en la transferencia de los dos Parques Nacionales existentes en Castilla-La Mancha, Cabañeros y Las Tablas de Daimiel, y del relevo de los presidentes de ambos espacios naturales.

El modelo sostenible de Castilla-La Mancha, frente al “modelo caduco” de las nucleares

A preguntas de los medios de comunicación en relación a la paralización por parte del Ministerio para la Transición Ecológica del proyecto del Almacén Temporal Centralizado en la localidad conquense de Villar de Cañas que ayer pasó por el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear, Francisco Martínez Arroyo ha expresado que esta decisión por parte del Gobierno de España “es una excelente noticia para Castilla-La Mancha”.

Señalo que desde el Ejecutivo regional “estamos muy satisfechos de que este Gobierno en Madrid se ponga del lado de los ciudadanos de Castilla-La Mancha”, recalcando la diferencia con lo que ocurría hasta el momento. El Gobierno anterior estaba del lado de los intereses de empresas determinadas y un modelo energético poco sostenible, mientras que el Gobierno actual está del lado de los intereses de los ciudadanos de la región, dijo Francisco Martínez Arroyo.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado de esta manera el “cambio de sensibilidad” del Gobierno que “apuesta por un modelo energético que es el de Castilla-La Mancha”.

De esta forma, ha expresado que la región es “autosuficiente energéticamente”, explicando que  “producimos más energía de la que consumimos y lo hacemos a través de fuentes renovables la eólica y la solar” con lo cual, ha resaltado “Castilla-La Mancha es un ejemplo que demuestra que es posible generar toda la energía eléctrica a través de fuentes renovables”, y ha abogado por “empezar a olvidar un modelo caduco que es el de las energías nucleares”.