En la tarde de ayer lunes, APEU se ha puesto en contacto con el rector de nuestra universidad con el firme propósito de obtener una respuesta clara con respecto a la terminación actual del curso y su consiguiente evaluación, así como una igualdad de oportunidades para todos los estudiantes de la UCLM:

Excelentísimo Señor Miguel Ángel Collado Yurrita
Rector de la Universidad de Castilla-La Mancha
13 de abril de 2020

Buenas tardes.

Debido a la situación de desconcierto que la comunidad universitaria está atravesando como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y la poca información que se proporciona, así como la poca claridad en la información que al alumnado se le facilita, más allá de la resolución dictada por el Rector de la Universidad, Miguel Ángel Collado, en fecha 2 de abril en la que se suspendían las clases presenciales para pasar a la docencia por medios telemáticos, exigimos una respuesta definitiva y firme acerca de los procedimientos de evaluación que nuestra Universidad va a llevar a cabo, puesto que es fundamental para la preparación de todas y cada una de las asignaturas, para acabar de una vez por todas por el desconcierto que esta provocando esta falta de claridad en los estudiantes.

Por otra parte, APEU en consideración con las situaciones diversas en las que el alumnado se puede encontrar, aboga por lo siguiente:

PRIMERO. –  Exigimos que se garantice a todos los estudiantes que van a poder seguir este tipo de docencia online, con la suficiente garantía para que no exista ningún tipo de desigualdad. Nos referimos a la eventual situación de aquellas personas que por diversos motivos pudieran no disponer de dispositivos informáticos y/o conexión a internet. En otros ámbitos de la educación se está trabajando para que aquellos alumnos que se encuentren en esta situación puedan disponer de dispositivos básicos que posibiliten el seguimiento de las actividades docentes y de una conexión a internet.

Por ello solicitamos que a todos estos alumnos, los cuales, no dispongan de los medios necesarios, sean auxiliados por la propia UCLM, garantizando que podrán disponer de los dispositivos electrónicos mínimamente necesarios y de una conexión a internet para el seguimiento de la evaluación online, y de este modo no sufra exclusión alguna ningún alumno perteneciente a la Comunidad Universitaria de la UCLM.

SEGUNDO. – Ya han pasado 32 días desde el viernes 13 de marzo, momento en el cual se suspendieron las clases en la UCLM, como medida de prevención contra el COVID-19. Decisión que reconocemos que se tomó con acierto por parte de nuestro Rector Miguel Ángel Collado. Decisión tomada con valentía incluso antes de que las principales autoridades españolas se pronunciaran respecto al tema, y que seguro, ha contribuido de forma positiva a la gestión de la crisis generada por el COVID – 19. Es por ello, que desde la Asociación Popular de Estudiantes Universitarios mandamos nuestro personal agradecimiento.

Pero por otra parte, tenemos que reconocer, que han sido 32 días en los que ha reinado la incertidumbre e incluso a día de hoy no sabemos bien que va suceder. 32 días en la que la mayoría de los casos los profesores, aunque disponen de medios para seguir la docencia, han dejado de lado la importante labor tutorial con el alumnado, todo ello unido a que hemos dejado de poder disfrutar de muchos de los servicios a los que nos da acceso el pago de la matricula.

Queremos que sean conscientes de la situación que están viviendo muchos de nuestros compañeros, y por ello teniendo en cuenta los impactos económicos que ha dejado esta crisis del COVID-19, para las futuras medidas que adopte el Órgano de Gobierno de la UCLM, solicitamos la devolución de los importes de las matriculas correspondiente a estos días y los que queden por venir. O en su caso, sea descontado o devuelto la parte proporcional a los servicios que hemos perdido dada la situación.

También solicitamos un programa de ayudas especial para aquellos alumnos en los que, debido a las circunstancias, se han visto envueltos en una situación económica dramática, para evitar de nuevo o tratar de minimizar que estos alumnos se puedan ver excluidos de la enseñanza universitaria por razones que superan a su voluntad.

Queremos terminar esta carta, dando las gracias al equipo rectoral por las medidas adoptadas con el fin de preservar la salud de la comunidad castellanomanchega. Pero es necesario que también sean conscientes de estas situaciones que parecen que hayan pasado desapercibidas y que a nuestro entender también son dramáticas.

Por último, ponernos a su disposición para todo aquello en lo que crean que podemos ser útiles.

Asociación Popular de Estudiantes Universitarios de la Universidad de Castilla-La Mancha.

En Toledo a 13 de abril de 2020.