Castilla-La Mancha se sitúa a la cabeza de la regulación en materia preventiva frente al riesgo de exposición de los trabajadores del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) a los medicamentos peligrosos a través de la elaboración de una Guía de Actuación que se ha dado hoy a conocer en una jornada formativa en la que han participado personal sanitario y técnico de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales, dirección y mandos intermedios de Enfermería y de los Servicios de Farmacia.

Durante la inauguración de esta jornada, celebrada en Toledo, la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, ha destacado que el servicio de salud de la región está entre los primeros del Sistema Nacional de Salud que aprueban un instrumento de ordenación similar para avanzar en la obtención de los mayores estándares de protección de la salud del conjunto de profesionales del sistema y para cumplir con las recomendaciones emitidas en este ámbito por el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

Leal ha trasladado su agradecimiento a todos los profesionales que han formado parte del grupo multidisciplinar que ha participado en la elaboración de esta Guía, entre ellos especialistas en Medicina del Trabajo, Técnicos Superiores de Prevención de Riesgos Laborales, Técnicos en Gestión Ambiental, Farmacéuticos y personal de Enfermería, coordinados por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de Recursos Humanos del SESCAM.

Se trata de una Guía muy completa, que aborda todos los procesos en los que se pueden ver implicados medicamentos peligrosos y trabajadores, y trata de uniformar criterios para que todos los profesionales, independientemente de donde desarrollen sus tareas dentro del SESCAM, puedan trabajar en igualdad de condiciones y con acceso a las mismas medidas de protección.

“Me consta que ha sido un trabajo arduo porque además de revisar los conocimientos científicos que han ido apareciendo mientras se redactaba, habéis tenido que hacer el esfuerzo para adaptarlos a la realidad del trabajo diario”, ha remarcado Leal.

Método y pautas comunes

Esta Guía tiene como objetivo establecer un método y unas pautas comunes para todas las actuaciones relacionadas con los medicamentos peligrosos en el SESCAM. Así, incluye desde la identificación de los factores de riesgo y el personal expuesto a dichos medicamentos, a los procedimientos de actuación, dentro y fuera del servicio de Farmacia.

Además, aborda su manejo desde la recepción y almacenaje, hasta la preparación, manipulación y administración de los medicamentos peligrosos en los diferentes centros o unidades asistenciales o la gestión de residuos relacionados con la atención a los pacientes que precisan estos medicamentos en sus tratamientos.

El documento incorpora también las diferentes actuaciones a realizar por parte del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, como evaluaciones de riesgos iniciales y periódicas de los centros y trabajadores expuestos, medidas de protección colectivos, equipos de protección individual a utilizar de ser necesario, así como información, formación y vigilancia de la salud de los trabajadores expuestos.

“Hemos intentado que sea una Guía eminentemente práctica, en la que a pesar de esa uniformidad de criterio, siempre se va a poder adaptar a la idiosincrasia de cada centro de trabajo por parte de cada Gerencia, un trabajo que se tendrá que desarrollar en cada área”, ha explicado la directora gerente del SESCAM.

Leal ha explicado que una vez elaborada la Guía ahora se hace necesaria su difusión, por lo que ha destacado la oportunidad de la jornada formativa celebrada hoy “con la que pretendemos ayudar a implementar las diversas actuaciones que se han de llevar a cabo por parte de todos y cada uno de los servicios implicados en las tareas que cotidianamente se realizan en los centros sanitarios de la Comunidad Autónoma, para que todas las actividades relacionadas con los medicamentos peligrosos se lleven a cabo de la forma más segura posible”.

Los medicamentos tienen una larga historia de uso en el tratamiento de enfermedades y lesiones, y son responsables de muchos avances de la humanidad durante el último siglo. El grupo más relevante de los medicamentos peligrosos lo constituyen los medicamentos antineoplásicos, pero actualmente se han incorporado otros de amplia utilización en el ámbito sanitario, que deben ser objeto de una mayor protección a la salud y seguridad del trabajador en todo momento.