Un mes más, desde hace ya dos años, Castilla-La Mancha ha vuelto a batir su propio récord en las exportaciones en el sector del vino, alcanzando ya los 850 millones de euros de facturación los productos vínicos (vino, mosto, lías y orujos) desde el 1 de abril de 2017 hasta el 31 de marzo de 2018.

Durante la visita que hoy ha mantenido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a la Bodega Félix Solís, ubicada en el polígono industrial de la localidad ciudadrealeña de Valdepeñas, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha puesto de manifiesto los buenos datos de un sector “pujante” y representativo de la región y de esta localidad, recordando así que estas cifras de facturación en exportaciones suponen un incremento de un seis por ciento respecto al dato del mismo periodo anterior.

Además, ha resaltado Martínez Arroyo que este incremento se produce con un volumen prácticamente idéntico (14,9 millones de hectolitros), lo que se traduce en un incremento del valor unitario en euros por litro, “consecuencia de la exportación de productos de mayor calidad y a mercados de mayor valor añadido”, destacando, entre ellos, el crecimiento en China, que supone ya el 7,3 por ciento del total.

Estas cifras, que “hablan por sí mismas”, permitirán, ha indicado “alcanzar los 2.500 millones de euros de facturación que nos hemos puesto de meta entre todos”.

“Cada vez que nuestras bodegas y cooperativas exportan y venden en el mercado interior vino de las nueve denominaciones de origen hacemos rentables las explotaciones vitivinícolas de más de 85.000 viticultores en Castilla-La Mancha”, ha resaltado durante las declaraciones realizadas a los medios de comunicación, donde ha puesto en valor el trabajo que se desarrolla en Bodegas Félix Solís Avantis.

Martínez Arroyo ha explicado que se trata de “una empresa simbólica en la región y la tercera en facturación de España”, una entidad “comprometida con la Denominación de Origen Valdepeñas y con los cerca de 3.000 viticultores que la componen”.

Según ha añadido, esta bodega es un “ejemplo de pujanza y poderío del sector”, que invierte en las instalaciones, como se ha podido comprobar en la visita de hoy, teniendo en Castilla-La Mancha “la primera empresa en facturación de vino en nuestro país”.

El presidente de Castilla-La Mancha ha sido recibido esta mañana por el presidente de la bodega, Félix Solís Yáñez, y por el Consejo de Administración, quienes le han acompañado, tras una reunión, por las instalaciones de la empresa. En este acto han estado presentes, además del presidente y el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, la directora provincial en Ciudad Real, María del Prado Amores; el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín; así como el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; o la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo.