El Gobierno regional ha apostado una vez más por el trabajo conjunto hacia una Política Agraria Común “fuerte”, en la cual se mantengan los recursos destinados hasta el momento para los cultivos herbáceos de secano, ya que es “un complemento de renta fundamental para nuestros agricultores que dependen en gran medida de la PAC”, dado que “más del 30 por ciento de su renta proviene” de estos fondos y “no de lo que pagan los consumidores en el mercado”.

De esta forma lo ha indicado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, quien, acompañado por el director provincial de Albacete, Manuel Miranda, ha mantenido un encuentro con Samuel Flores, presidente de la Cooperativa Agraria ‘San Antón’ y los miembros del consejo rector de esta cooperativa, en Albacete.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha destacado la importancia que tiene, de cara a la reforma de la PAC para el periodo 2021-2027, que se tengan en cuenta “los intereses” de los agricultores de Castilla-La Mancha, “particularmente de aquellos que apuestan por los cultivos herbáceos de secano”, poniendo como ejemplo a la Agraria ‘San Antón’ que es la segunda en facturación en Castilla-La Mancha con más de 17 millones de euros sobre los 134 millones de euros del total de la región del sector cooperativo de herbáceos.

Creada en 1984 de la mano de una decena de agricultores, consiguió en cinco años multiplicar su capital por cinco y ahora, ha destacado Martínez Arroyo, cuenta con 68 socios y 500 agricultores, con 13.000 hectáreas de riego y 40.000 de secano.

Esto, ha trasladado a los miembros del consejo rector, “os hace responsables del desarrollo económico de una zona y un sector muy relevante”, destacando la apuesta que desde la cooperativa se va a hacer por comercializar frutos de cáscara.

En esta línea, el máximo responsable de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en la región, ha reseñado que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha apuesta por cultivos leñosos, como la almendra o el pistacho, “como alternativas adicionales para nuestros agricultores, porque son una diversificación adicional y en cultivos leñosos es donde tenemos la posibilidad de la diferenciación”, algo que, además “genera el valor añadido aquí”.

Además, ha resaltado la importancia de que se apueste por la semilla certificada que “da más garantía desde el punto de vista sanitario y de la producción” y ha reconocido el esfuerzo que se hace desde esta cooperativa “que es la que más semilla certificada utiliza en Castilla-La Mancha”, lanzando un mensaje a los agricultores para su uso, ya que “da garantías”.

La Cooperativa Agraria ‘San Antón’ de Albacete, según ha explicado su propio presidente, Samuel Flores, recepciona, procesa y comercializa productos agrícolas, contando con un almacenamiento de más de 150.000 toneladas de grano de cereal provenientes de más 50.000 hectáreas. Entre sus infraestructuras cuenta con 30 silos, cuatro naves, además de un laboratorio propio y la ejecución de estudios de mercado que son referencia en Castilla-La Mancha, siendo una cooperativa de “referencia regional y nacional”, que ahora, ha explicado “da el paso al proceso de semillas de cáscara”.