El número de hectáreas forestales afectadas por incendios forestales desde el 1 de enero y hasta el 30 de septiembre de este año se ha reducido en un 81 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, con 1.123,68 hectáreas frente a las algo más de 6.000 del año 2017, “lo que convierte a 2018 en el segundo año, detrás del año 2010, con menor número de siniestros y superficie forestal afectada de los últimos 20 años”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha comparecido a petición propia en las Cortes regionales, para informar sobre la campaña de extinción de incendios forestales reiterando el compromiso del Gobierno regional con la conservación del medio natural y con la protección frente a la lacra de los incendios forestales que arrancó desde el comienzo mismo de esta legislatura con la ampliación “de 8 a 12 meses al año de las labores dedicadas a prevención y extinción a diferencia de lo que sucedía en la legislatura anterior”, algo que “nos ha beneficiado a todos como sociedad porque nos ha hecho llegar a la campaña en mejores condiciones”.

Así, ha agradecido y ha reconocido a los cerca de 3.000 efectivos que han trabajado durante la campaña lo que permite “mantener el medio natural de Castilla-La Mancha”.

En su balance, también ha indicado la reducción de intervenciones, con un total de 893, con una reducción del 26,32 por ciento respecto al año anterior, con 781 conatos y 112 incendios, lo que supone que el 87,46 por ciento de los siniestros se lograron extinguir “antes de que superasen una hectárea de superficie”.

Desde la tribuna de las Cortes, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha destacado que “la campaña ha sido muy buena y estamos en buen momento porque ha habido un trabajo previo” ya que “las cosas no suceden por casualidad, sino que detrás hay un esfuerzo de 3.000 trabajadores”.

El compromiso del Gobierno de García-Page con el sector

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha dado también cuenta de las causas de los incendios, trabajo realizado por la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, recuperada en esta legislatura tras su supresión la legislatura pasada, compuesta por miembros del cuerpo de Agentes Medioambientales, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2018. Así, 314 incendios han sido por negligencias y causas accidentales, 201 intencionados, 99 por rayo, 6 reproducciones y 201 por causa desconocida, estando pendientes de investigación 72 siniestros.

Martínez Arroyo ha destacado el compromiso del Gobierno que preside Emiliano García-Page con el sector forestal, el medio rural y el medio ambiente, algo que es “palpable y notorio”, con acciones como por ejemplo, para el fomento y tejido empresarial forestal  por un importe de más de 50 millones de euros en ayudas directas para tratamientos selvícolas, para la elaboración de instrumentos de gestión forestal, para inversiones en tecnologías forestales, o las destinadas para la ayuda a la comercialización y agrupación forestal o a la recuperación y gestión de montes de carácter asociativo olvidados “desde la época de la desamortización, que no se habían puesto en marcha nunca”.

Además, desde la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural se destina a labores de conservación, mantenimiento, compatibilizar la actividad productiva con la conservación y fomento del sector forestal “nada más y nada menos” que 19 líneas de ayudas y subvenciones.