Castilla-La Mancha ha convocado los primeros 110 cursos de su Plan de Formación 2021 para el Personal Empleado Público de Administración General, con un total de 4.944 plazas para los trabajadores y trabajadoras de la Administración regional.

Los cursos convocados corresponden a los programas formativos relativos a la formación general del personal de la Junta; competencia digital; administración electrónica; transparencia, participación y protección de datos; responsabilidad social corporativa de la Administración Pública: habilidades sociales y, por último, al programa de desarrollo personal, bienestar mental y hábitos de vida saludables.

Se podrán beneficiar de las acciones formativas que se convocan todo el personal empleado público en situación de servicio activo de la Administración General de la Junta de Comunidades y sus organismos autónomos, excluido el personal docente y el personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), que cuentan con sus propios planes formativos.

Tal como se recoge en la convocatoria publicada ayer en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, los cursos se impartirán en modalidad presencial, telepresencial, mixta u online, siendo el plazo de presentación de solicitudes de 10 días hábiles a partir del próximo lunes, 15 de febrero.

El personal empleado público que desee participar en alguna de estas acciones formativas deberá presentar su solicitud a través de la aplicación informática de ‘Gestión de la Formación’ de la Escuela de Administración Regional, a la que se puede acceder a través de la dirección web https://eargestionformacion.jccm.es, a través del Portal del Empleado o desde la página web de la Escuela de Administración Regional (http://ear.castillalamancha.es).

El Plan de Formación de la Junta, que es un instrumento básico para la mejora continua y modernización de los servicios públicos y que ha sido elaborado por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas a través de la Escuela de Administración Regional, consta de un total de 280 cursos y se prevé que alcanzará al acabar el año a un total de 9.723 empleadas y empleados públicos.

Su principal finalidad es ofrecer la formación necesaria que permita mejorar las competencias profesionales del personal de la Junta de Comunidades, a fin de poder hacer frente a las nuevas necesidades y demandas de la sociedad hacia la administración pública, dando respuesta  también a sus expectativas de mejora en el ejercicio profesional, aprendizaje, promoción y satisfacción laboral.