Castilla-La Mancha ha distribuido en esta última semana a los centros sanitarios del servicio regional de salud una nueva remesa con un total de 807.390 artículos de protección frente al coronavirus para los profesionales.

A lo largo de los últimos siete días se han repartido entre las diferentes gerencias periféricas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha un total 582.240 mascarillas de diferentes niveles de protección –entre ellas 182.040 FPP2–, 22.000 gorros, 17.000 calzas desechables, 186.000 guantes, así como 150 monos.

Además, también se han distribuido 27.400 test de antígenos, que permiten aligerar la carga de trabajo de los laboratorios y acortar significativamente los plazos a la hora de realizar el diagnóstico, otros 3.900 test de detección rápida de IGG/IGM, así como 32.100 hisopos sin inactivador.

Desde el inicio de la crisis sanitaria derivada del coronavirus, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha distribuido más de 41,5 millones de artículos de protección para los profesionales que desempeñan su labor en los centros del servicio regional de salud.

Por otra parte, y siguiendo con el aprovisionamiento de material para el desarrollo de la campaña de vacunación frente al coronavirus, se han distribuido 63.200 jeringas, 100.000 agujas hipodérmicas, 151 neveras de transporte y 150 placas de frío para neveras.