La delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo, ha indicado que “en Castilla-La Mancha disponemos de un producto de máxima calidad producido en unos olivares centenarios que no se pueden deslocalizar y que constituyen una auténtica mina de oro líquido por la que debemos apostar en su promoción y en la mejora de su comercialización”.

Declaraciones de la responsable del Gobierno regional en el transcurso de inauguración del curso ‘Maestro de Almazara’ impartido por el centro especializado en la formación del sector agrícola intensivo y del sector vitivinícola Efa ‘Molino de Viento’ de Campo de Criptana en el que participan 30 alumnos y alumnas.

Olmedo ha recordado que el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page está apostando por la integración comercial de las cooperativas y empresas a través de la figura de las EAPIR (Entidad Asociativa Prioritaria de Interés Regional), “ya que sólo siendo más grandes conseguiremos tener una mayor capacidad de negociación en la cadena agroalimentaria y en los mercados tanto nacionales como internacionales”.