El Grupo Adecco y su Fundación se han incorporado al Chárter de Teletrabajo y Flexibilidad impulsado por la Fundación Masfamilia, en un acto clausurado por Eva Serrano, Vicepresidenta de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM).

El compromiso ha sido suscrito por Carlos Viladrich, director de Recursos Humanos del Grupo Adecco, y Francisco Mesonero, director general de Fundación Adecco y de Sostenibilidad del Grupo Adecco, quienes, junto a otras 74 empresas firmantes, se han comprometido a promover una cultura de teletrabajo y flexibilidad en el entorno empresarial, como elementos indispensables en el marco de una sociedad en la que los profesionales siguen encontrando grandes dificultades para compatibilizar su vida personal con el desarrollo profesional.

“Solo las empresas flexibles sobrevivirán”
Los datos sobre la implantación del teletrabajo dejan aún mucho que desear: tan sólo un 8% de personas realiza teletrabajo en España y sólo un 13% de las empresas lo tienen implementado, según datos arrojados por la II edición del Libro Blanco del Teletrabajo.

En este contexto, la Fundación Masfamilia impulsa este Chárter, que constituye un manifiesto voluntario para fomentar la cultura de la flexibilidad laboral y el teletrabajo, impactando en el respeto por el medioambiente, la diversidad y la inclusión y, en definitiva, reconociendo los beneficios que una cultura flexible reporta a todos los niveles de la organización.

El Grupo Adecco y su Fundación, entidades adheridas a este compromiso, han implementado, durante el último año, nuevas iniciativas como la posibilidad de una jornada de teletrabajo a la semana, la flexibilidad horaria de entrada y salida o la sustitución de días de asuntos propios por tardes libres, hasta 5 al año.

Según Carlos Viladrich, director de RRHH del Grupo Adecco: “solo las empresas flexibles sobrevivirán en esta nueva era. La flexibilidad se traduce en intangibles cada vez más palpables y relevantes como la satisfacción y el orgullo de pertenencia de las personas y equipos. Favorecen la retención del talento, la reducción del absentismo y la atracción de profesionales para quienes dichas medidas de flexibilidad son componentes clave de la propuesta de valor para el empleado potenciando su compromiso con la organización. De este modo, la flexibilidad atrae esa diversidad tan necesaria para la competitividad y sostenibilidad. La adhesión del Grupo a este chárter confirma el pleno convencimiento y voluntad de que dichas medidas alcancen a la totalidad de la plantilla en el corto plazo e impulsa a seguir explorando nuevas fórmulas que impacten, no solo en la propia empresa, sino en la comunidad local y resto de stakeholders”.

Por su parte, Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, asegura que: “la flexibilidad no puede aplicarse sin equidad. Los empleados son diversos, con necesidades diferentes que exigen también respuestas diferentes. Este compromiso va, por tanto, también en la línea del diálogo, la atención personalizada e individual que facilite la búsqueda de soluciones concretas que permitan al trabajador desarrollarse profesionalmente sin que ello vaya en detrimento de su vida personal”.