La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha destacado la creación en 2018 de más de 200 plazas públicas de capacitación para favorecer la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad en Castilla-La Mancha, hasta superar las 700 plazas.

Sánchez brindó los datos durante la inauguración en Albacete del curso de verano de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ‘Discapacidad Intelectual y retos pendientes: Capacidad jurídica y asistencia en la toma de decisiones’. Allí se analizó la nueva ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad y otros asuntos, como los proyectos de inclusión sociolaboral.

La nueva normativa fue aprobada por unanimidad en las Cortes regionales el pasado 24 de mayo, y la consejera valoró que se trata de “una ley pionera en toda Europa” y supone “un paso fundamental para que las personas con discapacidad puedan ser apoyadas para tomar sus propias decisiones, es decir, valorar la capacidad de las personas con discapacidad”.

La ley contempla dos grandes objetivos a desarrollar: el sistema de apoyos que abarca los planes personales de futuro, a semejanza de la declaración de voluntades anticipadas en el ámbito sanitario, y la garantía de apoyo residencial una vez que la persona no cuente con los apoyos familiares.

Nuevos Servicios de Capacitación

Por otra parte, la consejera de Bienestar Social ha destacado que, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, se están “desarrollando e impulsando los Servicios de Capacitación, la parte más cercana para conseguir que las personas con discapacidad lleguen a un empleo”.

“En esta legislatura, se han incrementado las plazas en un 200 por cien y, en 2018, está previsto abrir siete Servicios de Capacitación con más de 200 plazas. En total, más de 700 plazas en toda Castilla-La Mancha. Es un apoyo cercano para que las personas con discapacidad consigan esa inclusión sociolaboral que es tan fundamental para conseguir su proyecto de vida”, ha expuesto Sánchez.

Los datos ponen de manifiesto la apuesta del Gobierno regional por la inserción sociolaboral de las personas con discapacidad, y mientras en 2015 solamente había dos Servicios de Capacitación y 210 plazas, para fines de 2018 habrá 12 Servicios y un total de 717 plazas.

Los Servicios de Capacitación se suman a la red de 130 centros ocupacionales y centros de día, con unas 4.000 plazas.

En la inauguración también han participado la directora del curso, Juana Morcillo; el gerente de Plena Inclusión Castilla-La Mancha, Daniel Collado; el presidente del Consejo Territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, José Martínez; el presidente del CERMI, Luis Cayo; la concejala de Acción Social en el Ayuntamiento de Albacete, María José Gil, y el decano de la Facultad de Derecho de Albacete, Diego Gómez.