La Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, organismo perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, formó durante el pasado mes de febrero a un total de 203 alumnos y alumnas, pertenecientes a diferentes grupos de activacion en emergencias de la Comunidad Autónoma.

Fueron ocho cursos en total los desarrollados durante el mes pasado, y participaron, entre otros, policías locales voluntarios de Protección Civil y bomeros de diferentes parques.

El grupo más numeroso lo han constituido los policías locales, siendo 120 los que han cursado un total de cinco actividades formativas en la Escuela. Entre estas actividades cabe señalar el curso de ‘Protección de Datos’, que tiene como fin dotar a los agentes de los conocimientos necesarios para la obtención y tratamiento de los datos de carácter personal.

También un total de 40 agentes de Policía Local han pasado por la galería de tiro de la Escuela de Protección Ciudadana, donde han podido realizar, por un lado, el curso de ‘Monitor de tiro’ y, por otro, la jornada de reciclaje de ‘Tiro policial’, con el fin de favorecer la práctica y consolidar los conceptos asociados a ella.

Por otra parte, 70 voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil regional estuvieron realizando dos cursos que la Escuela ofertó para este grupo durante el mes de febrero. Uno de los cursos, el de ‘Incendios en vegetación’, es muy valorado por los propios voluntarios, ya que les proporciona los conocimientos necesarios y técnicas básicas para actuaciones como apoyo a bomberos forestales, en aquellos casos en los que las llamas afectan a rastrojos y monte bajo.

De hecho, el curso sobre incendios en vegetación ha sido realizado por 40 voluntarios en las dos ediciones que se desarrollaron en febrero. De estas, una tuvo lugar en Toledo, dentro de las instalaciones de la propia Escuela de Protección Ciudadana, y la otra se implementó en Cuenca, con el objetivo de facilitar a los voluntarios de las agrupaciones de esta provincia, el acceso a la formación. Está previsto que en sucesivas ediciones el curso se desarrollo en las demás provincias de la región.

Por su parte, un total de 20 integrantes de los cuerpos de bomberos de la Comunidad Autónoma han podido llevar a cabo el curso sobre ‘Apuntalamientos de emergencias’, donde han aprendido las distintas técnicas y secuencias de acciones que hay que llevar a cabo en los casos de rescate donde haya peligro de derrumbamiento.

En esta formación se abordaron las diferentes actuaciones que se pueden realizar de acuerdo a cada caso, como rescates rápidos, trabajos de contención de techos y paredes, entre otros. También se pudieron conocer herramientas necesarias para asegurar las zonas con riesgo de desplome.

Por último, durante el mes de febrero se ha llevado a cabo también un curso dirigido a cualquiera de los integrantes de los cuerpos de intervención en emergencias, sobre la Reanimación Cardiopulmonar y la utilización del desfibrilador externo automático (DEA), en el que han participado 20 alumnos.