La consejera de Fomento, Agustina García Élez, informó de la incorporación del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles de Castilla-La Mancha a las comisiones regionales y provinciales de Ordenación del Territorio y Urbanismo, un hecho que se ha materializado este pasado mes de febrero.

Así lo dio a conocer, así como hace algunas semanas con los seis Colegios Oficiales de Abogados de Castilla-La Mancha, luego de la reunión mantenida recientemente en la Consejería de Fometno con diversos miembros del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles, encabezados por el decano, Juan Ballesteros Landete; además del vicedecano, Ángel Manuel Leiva; o el delegado de Ciudad Real, Vicente Cervantes. No ha faltado tampoco en esta recepción el director general de Vivienda y Urbanismo, José Antonio Carrillo.

“Somos un Gobierno cercano, que escucha a la ciudadanía y que pretende seguir aumentando su participación dentro de las decisiones que se realizan dentro de nuestra labor”, ha considerado, especialmente, “escuchando a los expertos, que son los que nos pueden ayudar a hacer un buen diagnóstico de los problemas, de las nuevas realidades y de cómo acertar en las soluciones”.

Por eso, una de las modificaciones que forman parte del Decreto de medidas para facilitar la actividad urbanística de la ciudadanía y los pequeños municipios, que entró en vigencia a fines de 2018, fue la incorporación de nuevos colectivos a las Comisiones Regionales de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTUs) y Comisiones Provinciales de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CPOTyUs). Según lo transmitió la consejera, “esta mayor participación enriquece y facilita la transparencia”, máxime después de una legislatura pasada en la que “se gobernó de espaldas a la ciudadanía”.

En términos generales, García Élez ha recalcado que se ha impulsado la actividad en la comisión regional y en sus homónimas provinciales, porque “trabajando seriamente conseguimos que más proyectos sean tramitados de acuerdo a la normativa, por tanto, damos agilidad a distintas iniciativas urbanas y empresariales que fomentan el desarrollo de nuestras localidades”.

En lo que va de legislatura, ya se celebraron casi 120 comisiones, entre las de ámbito provincial y regional, con más de 1.200 asuntos tratados, por encima de los números del anterior Gobierno. También hay que destacar la tramitación de más de 200 proyectos que han obtenido autorización después de la modificación que se realizó de la normativa de suelo rústico apra facilitar la instalación de industrias en el entorno rural, como los de Cárnicas Tello, Cidacos o Solán de Cabras.

Otros agentes que forman parte de las comisiones son la Administración General del Estado, Ayuntamientos de toda la región, a través de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP-CLM), la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha y los Colegios Oficiales de profesionales habilitados en materia de ordenación del territorio y urbanismo de la región y personas de acreditada experiencia profesional en especialidades propias de esta materia.