La pista del Pabellón Quijote Arena ha sido el lugar escogido para el acto de bienvenida a los equipos que desde hoy disputan la Fase de ascenso a División de Honor Plata de Balonmano: el Balonmano Caserío será el anfitrión del Grupo III y Unión Financiera de Oviedo, Anaitasuna y Esplugues sus rivales.

La pista del Pabellón Quijote Arena ha sido el lugar escogido para el acto de bienvenida a los equipos que desde hoy disputan la Fase de ascenso a División de Honor Plata de Balonmano: el Balonmano Caserío será el anfitrión del Grupo III y Unión Financiera de Oviedo, Anaitasuna y Esplugues sus rivales.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, les ha dado la bienvenida la la capital, “y a este templo del balonmano español” deseando que disfruten de sus estancia aquí “y que gane el mejor”. Aunque reconocía que el Balonmano Caserío, anfitrión de la Fase, ha realizado una gran temporada y se merecería ascender a la segunda categoría del balonmano español.

Quijote Arena

Zamora hacía alusión a las mujeres dulcineas de estas tierras quijotescas, que con guerrilleras, libres y que trabajan, y que son muy parecidas a lo que pasa en los equipos de balonmano cuando buscan un objetivo… y más aquí en el Quijote Arena”.

La primera edil recordaba como hace unas semanas la afición del Caserío cantaba “tráete la fase, Gallego, tráete la fase”… “y cuando el Quijote Arena ruge, los demás escuchamos y nos dejamos la piel para que esta fase pueda celebrarse aquí, sobre todo para recompensar el trabajo de la directiva del Caserío y sobre todo de la afición, que lo ha pasado mal en este año de pandemia”.

Además les invitaba a los visitantes que este fin de semana se darán cita, “a que disfruten Ciudad Real, recorran su calles y prueben sus vinos y su gastronomía”. Al tradicional intercambio de regalos entre las aficiones, la alcaldesa ha respondido ofreciendo a los 4 clubes la medalla conmemorativa con las principales fechas de la ciudad, con motivo del VI Centenario de la concesión del título de Ciudad Real.

Al acto han acudido también el Director General de Deportes, Carlos Yuste; el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde; el vicepresidente de la Diputación, David Triguero, la presidenta de la Federación de Balonmano de Castilla-La Mancha, María López, así como concejales y concejalas de varios grupos políticos del Ayuntamiento.