Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, se presentaron una serie de alegaciones al Real Decreto que establece ayudas al sector ovino y caprino, uno de los sectores que peor lo están pasando en la región. En este sentido, desde la organización agraria indican que “siendo muy conscientes de la situación general que atraviesa el país y las necesidades de ayudas extraordinarias que se van a necesitar para atender esta emergencia y las dificultades de todo el sector agrario y ganadero, tenemos que valorar el que se pongan encima de la mesa ayudas para atender a este sector, que es posiblemente el que peor lo está pasando en estos momentos”, ha indicado Julián Morcillo, secretario general de UPA en la región.

UPA presentó alegaciones al Decreto de Ayudas a ovino y caprino para orientarlas más a explotaciones ganaderas 1

UPA considera que es fundamental dar salida a corderos y cabritos a sacrificio para aliviar la situación de explotaciones y cebaderos, y también intentar garantizar la rentea de nuestros ganaderos y ganaderas. Dentro de las alegaciones indicadas por esta organización agraria, está el favorecer la salida de corderos y cabritos de las explotaciones ganaderas, con destino a su sacrificio en un matadero autorizado, y también la salida de corderos y cabritos a centros de concentración (cebaderos), o centros de tipificación.

UPA solicita que se consideren como animales subvencionables los que hayan salido de la explotación del 14 de marzo y hasta un mes después de la finalización del estado de alarma. El establecimiento del número de animales máximos subvencionable por explotación es uno de los aspectos clave de este Real Decreto, y el cual puede conllevar un trato discriminatorio para aquellas explotaciones de carácter asociativo o con un número elevado de animales.

La organización agraria propone que el número de animales máximo se establezca, no por explotación, sino por el número de UTAs de la explotación, según el censo de animales conforme a la última declaración censal obligatoria. También hay que considerar que al aumentarse el plazo de los animales subvencionables es necesario aumentar el número de animales máximos por UTA, es decir, que el número máximo de la ayuda será de 30 euros por animal y serán subvencionables un máximo de 140 animales por UTA de la explotación de acuerdo al censo de animales conforme a la última declaración censal obligatoria.

En esta línea, la organización agraria considera la posibilidad de que la dotación presupuestaria de esta ayuda se supere y que las comunidades autónomas no tengan suficiente capacidad, a causa de los importantes gastos de la crisis sanitaria del COVID-19, justificados, por supuesto. Se exige que las ayudas nunca deberían darse por orden de presentación, con los agravios comparativos ente explotaciones que podría generar; sino que en todo momento se debería aplicar un prorrateo de todas las ayudas, bien lineal o en función de diferentes tramos en función del número de animales admisibles de acuerdo a tamaño y UTAs de la explotación.

UPA le comunicó al Ministerio la sensación que tienen los ganaderos de que parece excesivo el plazo máximo propuesto de tres meses que tendrán las comunidades autónomas, una vez publicado el Real Decreto, para solicitar estas ayudas.

Finalmente y en aras de aliviar la congestión que sufre el mercado de ovino y caprino, de rejuvenecer la cabaña ganadera, y frenar el alto número de explotaciones que están desapareciendo, solicitamos que el presente Real Decreto también debe contemplar una ayuda a la reposición de animales para las explotaciones.

Desde UPA CLM están también pendientes de las negociaciones del Ministerio con la Comisión Europea para poder activar un mecanismo de almacenamiento privado de canales, que pueda ayudar en la resolución de la difícil coyuntura que tenemos en la actualidad.