Un total de 1.277 ganaderos de Ciudad Real han recibido casi 5,6 millones de euros correspondientes a las ayudas acopladas de ovino de la PAC, una inyección económica cuyo ingreso se ha adelantado cuatro meses respecto a años anteriores, debido al esfuerzo de gestión realizado por el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Este pago se engloba en el abono regional realizado el pasado viernes 27 de noviembre y que a nivel autonómico ha supuesto desembolso total de 13,4 millones de euros para 2.991 ganaderos de ovino castellanomanchegos, correspondientes a las ayudas acopladas de la Política Agraria Común (PAC).

Desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, se ha decidido priorizar los pagos a este sector debido a la situación de dificultad que el colectivo atraviesa desde el inicio de la crisis sanitaria, con el cierre del canal Horeca.

Según la delegada provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Ciudad Real,Amparo Bremard, este sector tiene una gran importancia para Castilla-La Mancha, tanto en términos económicos, sociales, fijando población al territorio, y territoriales.

Bremard ha recordado que este nuevo pago «es una inyección económica muy importante, que se une a las ayudas especiales de ovino y caprino, ya pagadas, haciendo un total de 18,6 millones de euros”, siendo Ciudad Real “la provincia más beneficiada de la región ya que, los ganaderos beneficiados suponen el 43 por ciento del total regional con un montante que se eleva hasta el 42 por ciento de la totalidad abonada”.

Estas cantidades se unen a los 352 millones de euros del anticipo de las ayudas desacopladas ya ingresadas el pasado 16 octubre a los agricultores y ganaderos de la región, el primer día que podían llevarse a cabo, cumpliendo así con la gestión de estos fondos tan importantes para la agricultura y ganadería castellanomanchega.