El doctor Antonio Moreno Fernández, alergólogo del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha sido nombrado presidente de la Sociedad Madrid-Castilla-La Mancha de Alergología e Inmunología Clínica (SMCLM), convirtiéndose en el primer facultativo de un hospital público de la región que ocupa este puesto que hasta ahora siempre había recaído en alergólogos de hospitales madrileños.

El doctor Moreno, que desarrolla su actividad laboral en el Área Integrada de Cuenca desde hace 17 años, es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Córdoba, realizó su especialización en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y es Doctor en Medicina cum laude por la Universidad Complutense de Madrid. Además, es experto universitario en Asma Grave por la Universidad San Pablo CEU, diplomado en Dirección y Gestión de recursos humanos por la Escuela Nacional de Salud y ha desarrollado una importante labor investigadora en el ámbito de los alérgenos de interior y de la atención al asma grave.

El facultativo tomó posesión como presidente de la Sociedad el pasado 25 de junio, tratándose de la primera ocasión en la historia de la SMCLM en la que este cargo va a ser ostentado por un alergólogo de Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).

En la actualidad la Sociedad de Madrid-Castilla-La Mancha de Alergología e Inmunología Clínica es una de las Sociedades de Alergia más importante de España tanto por su elevado número de socios, ya que agrupa a especialistas de  Madrid y de Castilla-La Mancha, como por su actividad científica.

En este sentido, cabe destacar que desde hace más de 30 años la SMCLM organiza de forma periódica las Sesiones Interhospitalarias de Alergología, acreditadas por la Universidad Complutense de Madrid, en las que especialistas de ambas regiones llevan a cabo encuentros y puestas en común.

El nuevo presidente, que con anterioridad entre 2014 y 2018 había ejercido como vicepresidente de la Sociedad, se marca como objetivo primordial la promoción de la formación de los especialistas, lo que en su opinión permitirá seguir mejorando en el estado de salud y calidad de vida de las personas alérgicas.

Además, se plantea como metas el lograr acercar la Alergología a la Atención Primaria y a las asociaciones de pacientes y ha expresado también su deseo de retomar, de cara al próximo año y si la situación sanitaria lo permite, la organización de los campamentos para niños asmáticos que tradicionalmente organiza la Sociedad de Madrid y Castilla-La Mancha de Alergología.