Ciudadanos reivindicó la comisión de estudio acerca de la gestión sanitaria del gobierno de García-Page en el contexto e la crisis del COVID-19 como vía adecuada para “analizar qué es lo que ha pasado, evaluar por qué ha pasado, realizar las acciones correctivas para que no vuelva a pasar y exigir las responsabilidades que sean necesarias”. Así lo ha defendido este jueves en las Cortes el diputado naranja Alejandro Ruiz.

Ruiz de Ciudadanos: “Seremos tremendamente exigentes con la Junta por su gestión sanitaria, pero no aceptaremos circos mediáticos como quiere el PP" 1

La comisión de estudio está recogida en el pacto de reconstrucción que firmaron Ciudadanos, el PSOE y la propia Junta, un acuerdo en el que, tal y como recordó Ruiz, “el PP no quiso participar ni hacer ninguna aportación pese a las repetidas invitaciones que les hicimos desde Ciudadanos”. El diputado ha avanzado que “seremos tremendamente exigentes con el gobierno porque consideramos que la gestión de la crisis ha sido un desastre, pero no permitiremos que la comisión se convierta en un circo mediático, como quiere el PP”.

En este sentido, Ruiz apeló a la responsabilidad de los grupos recordando que “el PP ya en marzo estaba pidiendo dimisiones sin ton ni son”. Mientras el acuerdo recoge que en la comisión participarán responsables políticos, profesionales sanitarios y expertos que puedan analizar de manera adecuada lo sucedido, el PP plantea llevar a la comisión a representantes de más de un centenar de asociaciones, entre ellas numerosos colectivos que no tienen nada que ver con el ámbito sanitario. “Ustedes no tienen ni idea de lo que es una comisión de estudio”, le ha reprochado Ruiz a los diputados del partido conservador.

Las contradicciones de Paco Núñez

El presidente del grupo parlamentario Ciudadanos defendió que fue precisamente su bloque el que consiguió que la Junta aceptara la puesta en marcha de dicha comisión, aún cuando el PSOE tiene la mayoría absoluta. Al respecto, reivindicó el trabajo del partido naranja a la hora de lograr avances mediante una actitud propensa al diálogo, en contraste con un PP que se niega a formar parte de los acuerdos. Por ello ha señalado la contradicción de un Paco Núñez que “unos días acusa a Ciudadanos de echarse en los brazos de Page y otros días es él quien suplica que Page se haga fotos con él”.