La Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, adoptó una nueva serie de medidas en el marco del Plan de Alta Frecuentación de la Gripe como consecuencia del incremento gradual de la presión asistencial, en este caso, en las urgencias de Atención Primaria.

A partir de esta tarde, estará operativo el segundo Punto de Atención Continuada (PAC 2), situado en la calle San Juan, 37 de Albacete, desde las 16 horas. El horario de apertura será de lunes a viernes, de 16 a 21 horas, manteniendo su horario habitual de 9 a 21 horas, durante los fines de semana y festivos. Por otra parte, el PAC 1, situado en la calle Indira Gandhi, mantendrá su horario normal, de 15 a 8 horas de la mañana los días laborables y 24 horas los fines de semana y festivos. Esta medida se suma a otras adoptadas recientemente por la Dirección de la Gerencia en otros servicios del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

En el Área de Atención Integrada de Albacete existe, desde hace años, un grupo que coordina la atención a la gripe. Está formado por profesionales de Atención Primaria y de los Hospitales General Universitario y Perpetuo Socorro, de los servicios de Medicina Preventiva, Salud Laboral, Microbiología, Urgencias, Unidades de Cuidados Críticos, Neumología, Medicina Interna, Infecciosas, Farmacia, Suministros, Atención Primaria, Direcciones Médica, de Enfermería y de Gestión.

Entre los objetivos de este grupo, destaca la actualización y planificación anual de aspectos relacionados con la campaña de vacunación antigripal, revisión y actualización del protocolo interno, así como el seguimiento de los informes semanales que emite la Consejera de Sanidad, en base a los informes de la red de médicos centinelas de la región, y el análisis de los casos ingresados en los centros del área, sean hospitales o centros sociosanitarios, trabajo que lleva adelante el Servicio de Medicina Preventiva y que permite adoptar planes de contingencia con mayor velocidad.

Consejos frente a la gripe

Dentro de las medidas para prevenir el contagio se encuentran consejos como lavarse las manos con frecuencia; taparse la boca y la nariz al estornudar o toser en el brazo o con un pañuelo de papel; utilizar pañuelos desechables y tirarlos tras cada uso; llevar una vida sana, mantenerse activo, comer bien y descansar lo suficiente; limpiar más frecuentemente las superficies comunes de la casa si alguno de los ocupantes tiene gripe; o vacunarse si se pertenece a los grupos de riesgo.

Si ya se tiene gripe, es necesario descansar, beber abundantes líquidos, alimentarse de forma sana y equilibrada, tomar paracetamol para disminuir los síntomas como la fiebre y el dolor muscular y recordar que la gripe está causada por un virus, por lo que los antibióticos no son efectivos para su curación.

Además, con la llegada de la gripe se vuelve fundamental que todos los ciudadanos tomen conciencia de la necesidad de disminuir las visitas a los pacientes ingresados. Las visitas en épocas de gripe pueden ser muy perjudiciales para aquellos pacientes ingresados, pues pueden terminar contagiando el virus y empeorando la recuperación.