Profesionales de los servicios de Alergología y de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), han asistido como ponentes a un curso monográfico de desensibilización a medicamentos celebrado en Barcelona.

En concreto, la farmacéutica Paula de Juan-García Torres, del servicio de Farmacia Hospitalaria, junto a las enfermeras del servicio de Alergología, Ana María Sanz Martínez e Isabel de Mingo, han intervenido impartiendo ponencias y talleres en una cita que ha reunido a cerca de un centenar de profesionales de esta especialidad.

El curso, que se encuentra ya en su octava edición, fue organizado por los doctores Mariana Castells y Enrique Martí Guadaño, y la coordinación científica corre a cargo de la doctora Arantza Vega, jefa de Sección de Alergología del Hospital de Guadalajara, quien también ha impartido una de las ponencias del curso.

- patrocinador -

El objetivo principal del encuentro fue repasar los conceptos básicos de desensibilización a fármacos, mecanismos de actuación, pautas y protocolos, junto con talleres de simulación, con discusión en grupos de casos clínicos reales y el manejo práctico de la desensibilización. Todo ello, para poder mantener el tratamiento en pacientes alérgicos a fármacos, cuando éstos son imprescindibles o resultan ser la mejor opción terapéutica en el tratamiento de patologías tan severas como el cáncer.

A lo largo del curso, se ha desarrollado una parte teórica con temas que comprendían conceptos y mecanismos básicos de la desensibilización a fármacos, indicaciones de riesgo y fármacos frecuentes, y también se ha informado sobre la puesta en marcha de una unidad de desensibilización, la actuación por parte del personal de Enfermería, el papel de la Farmacia Hospitalaria y pautas y pre-medicación.

Además, el curo contó con la novedad de un apartado práctico basado en un laboratorio de simulación donde se atendieron diferentes protocolos, antibióticos, quimioterpaícos, monoclonales, preparación de fármacos, pruebas cutáneas y diluciones para infusión, así como un taller de administración de desensibilizaciones y un apartado dirigido al manejo de bombas de infusión o cómo actuar ante reacciones adversas, entre otros aspectos.

El encuentro contó con un fuerte impulso por parte de la Fundación Martí Fabra y el aval de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), grupo encargado de la promoción de investigación científica en la especialidad de Alergia y enseñanza y divulgación mediante cursos a nivel nacional e internacional. Trabajan sobre la desensibilización a fármacos, fundamentalmente aquellos que resultan insustituibles, con el objetivo de garantizar calidad y cantidad de vida.

Los fármacos pueden provocar reacciones de hipersensibilidad, dependiendo del tipo de medicamento y la vía de exposición, con síntomas que pueden ir desde una simple manifestación cutánea a cuadros graves como la anafilaxia.

La desensibilización se indica en el caso de pacientes que han sufrido reacciones de hipersensibilidad inmediata o bien reacciones tardías cutáneas. Consiste en inducir un estado de tolerancia temporal a ese fármaco, y se realiza cuando no existe una alternativa eficaz al fármaco utilizado o la alternativa existente ofrece menor supervivencia o más efectos adversos.

El servicio de Alergología en el Hospital de Guadalajara desarrolla un fuerte trabajo en investigación y tratamiento para la inducción a la tolerancia e inmunoterapia, tanto en lo que se refiere a fármacos como en alimentos e inminoterapia al veneno de abejas y avispas. De esta manera se logra evitar fallecimientos relacionados con reacciones alérgicas graves y se mejora notablemente la calidad de vida de las personas que sufren alergia e intolerancia.

- todos contra el coronavirus -