Más de 150 profesionales del ámbito sanitario, educativo, servicios sociales de base, bienestar social y áreas de la mujer, asisten hoy al primer Plenario de Profesionales promovido por el equipo técnico de TRAMAS, proyecto basado en el trabajo en red para atender a menores en situación de riesgo en la provincia de Albacete.

Con el título de “Los problemas de conducta. Sus lógicas internas y formas de intervención desde los nuevos modelos de trabajo en red”, la actividad de formación se ha realizado gracias a la implicación del SESCAM, a través de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, que ofertó el curso desde su plataforma de formación SOFOS.

El encargado de presentar el curso ha sido el subgerente del Área de Atención Integrada de Albacete, Gregorio Gómez-Bajo, quien ha reconocido al equipo técnico el esfuerzo que han realizado para llevar a cabo esta actividad que permite, por primera vez, que todos los agentes que trabajan con menores en la provincia de Albacete puedan recibir los mismos contenidos formativos, apuntando en una misma dirección y generando un pensamiento común entre todos ellos.

En este sentido, Gómez-Bajo destacó que cuando le contaron la idea del proyecto fue “un poco escéptico” ya que poner de acuerdo a profesionales de distintas áreas e instituciones no es una tarea sencilla. “Sin embargo, reunión tras reunión, me habéis demostrado que sí es posible y sois un gran ejemplo de equipo multidisciplinar que trabaja con el único fin de mejorar la situación y la vida de los menores en riesgo”, finalizó.

Dirigido a psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, psicopedagogos, pediatras, médicos-forenses, este curso recoge entre sus objetivos la mejora de la calidad de la atención a los menores y a sus familias, ofreciendo respuestas más ágiles, eficaces y coordinadas.

Además, permite promover la corresponsabilidad social e institucional en la atención a los menores en situación de grave riesgo biopsicosocial. También permite aumentar la motivación de los profesionales intervinientes en distintos servicios de atención a los menores y sus familias, estableciendo redes de soporte emocional frente al alto nivel de estrés inherente al desempeño de su labor.

Finalmente, este curso contribuye a optimizar los recursos públicos, introduciendo elementos de innovación metodológica que puedan disminuir el elevado coste social y económico que suelen generar estas realidades sociales tan complejas.

Durante la jornada ha intevenido el psicólogo Ramon Almirall Ferrán, asesor psicopedagógico y terapeuta familiar que coordinó de 2011 a 2016 en proyecto “Interxarxes”, quien ha ofrecido una ponencia sobre esta experiencia profesional.

Red asistencial provincial

TRAMAS es un proyecto que surge de los propios profesionales en los distintos servicios que atienden a los menores y a sus familias en situación de especial gravedad social, ante la detección de situaciones donde hay descoordinación entre instituciones, falta de criterios y objetivos comunes, y existencia de duplicidades o vacíos en la atención, entre otros motivos.

Así, el trabajo en red va más allá del mero intercambio de información entre profesionales para construir de forma conjunta el caso, es decir, se trata de un trabajo colaborativo en el que se elaboran hipótesis comunes sobre las variables que determinan el funcionamiento particular del menor, su familia y su entorno.

De este modo, los profesionales que se reúnen para abordar los casos son aquellos que intervienen de forma directa con el menor y su familia, y el objetivo es alcanzar acuerdos sobre las intervenciones a realizar. Siempre teniendo presente la demanda de la familia y planificando intervenciones que se ajusten al sistema de valores y peculiaridades.

La comunicación entre los profesionales que forman el equipo es presencial y con una periodicidad establecida, fomentando la sistematización de la intervención, el conocimiento mutuo entre servicios y recursos, y la formación de redes profesionales. El equipo técnico del proyecto cuenta con 15 profesionales, entre ellos, médicos, trabajadores sociales, psicólogos y maestros.

El proyecto fue reconocido con uno de los diplomas a las ‘Mejores prácticas de gestión interna’ en los VII Premios a la Excelencia y Calidad en la Prestación de los Servicios Públicos de Castilla-La Mancha, convocados por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.