Presentación de la primera etapa de revitalización de Vega Baja, una zona verde renovada para fomentar la coexistencia.

La recuperación del parque arqueológico de la Vega Baja en Toledo ya ha comenzado con una inversión de más de 1,2 millones de euros en la puesta en valor de 44.000 metros cuadrados. La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, acompañada por el Delegado Provincial de Educación de Toledo, José Gutiérrez, el arqueólogo municipal, Antonio Gómez, el arquitecto del proyecto, Luis Moreno y otros ediles del Gobierno local, ha presentado el inicio de las obras de la primera fase de recuperación del yacimiento arqueológico de Vega Baja.

El proyecto tiene como objetivo poner a disposición de los vecinos de Toledo un nuevo espacio de convivencia generando un foco de atracción cultural y medioambiental en torno a este Bien de Interés Cultural. La primera fase se desarrollará sobre una extensión de 30.000 metros cuadrados y contará con un importe de 820.000 euros, si bien ya está planteada la segunda parte que afectará a otros 14.000 metros cuadrados con un montante de 480.000 euros.

Según ha expresado la alcaldesa, este proyecto, que responde a una asignatura pendiente, es fruto de la colaboración entre las distintas administraciones: Ministerio de Cultura, Junta de Comunidades y Ayuntamiento de Toledo. El objetivo es desarrollar actuaciones en el ámbito del sitio histórico y natural de la Vega Baja de la ciudad de Toledo, zona de especial sensibilidad y que requiere unas necesidades de mantenimiento y conservación que garanticen preservar su riqueza cultural e histórica, así como una planificación que integre dicha zona, con todo su entorno, en el centro de la ciudad.

La primera actuación corresponde a la primera fase del proyecto y comprende un ámbito de 30.000 metros cuadrados en los que se incluirá un carril bici, una rampa accesible y la puesta en valor del yacimiento, con sendas peatonales y vegetación. Además, se incluirán zonas verdes y mobiliario urbano que comprenda bancos, balizas de iluminación, papeleras y atriles para la musealización de los restos. La puesta en valor del yacimiento contempla la recuperación de las áreas excavadas, limpieza y consolidación de las estructuras arqueológicas, su apertura y puesta en conocimiento a la ciudad para el disfrute del ciudadano de esta área.

En definitiva, los toledanos podrán disfrutar de un nuevo espacio después de trece siglos que se convertirá en un espacio de nuestro tiempo, donde poder desarrollar en paz un ocio activo, cultural y saludable. Según ha valorado el delegado provincial de Cultura, José Gutiérrez, la actuación es muy importante para la ciudad y la región, pues se pone en valor una parte muy importante de nuestro patrimonio, fruto de la colaboración entre administraciones, y mediante una actuación inmejorable se engrandece de esta forma y por ende, a la ciudad.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×