Los Complejos Hospitalarios Universitarios de Toledo y Albacete, dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), están entre los 28 hospitales de España que hoy recibieron, por parte de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), acreditaciones SEC-Excelente, reconocimiento a la calidad asistencial de dichos centros sanitarios en diferentes procesos y procedimientos de cardiología.

Por su calidad asistencial en cardiología, los Complejos Hospitalarios de Toledo y Albacete reciben sellos de excelencia 1

En concreto, el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete logró el sello SEC-Excelente en síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST, acreditación que se suma a las tres que tiene el Servicio de Cardiología albaceteño, y que certifican la alta calidad en el tratamiento a pacientes con síndrome coronario agudo sin elevación del segmento ST (SCASEST), el SEC-Primaria, donde se valora la integración entre los dos niveles asistenciales de Primaria y Hospitalaria, y el SEC-Insuficiencia Cardíaca.

El cardiólogo Miguel Corbi fue el encargado de recibir esta acreditación, en un acto celebrado en la Casa del Corazón de Madrid, donde destacó que este sello es un impulso más que les anima a seguir trabajando con el objetivo principal de mejorar la atención a sus pacientes.

Los síndromes coronarios agudos (SCA) se encuadran en el diagnóstico diferencial de uno de los principales motivos de consulta en los Servicios de Urgencias como es el dolor torácico no traumático. Su diagnóstico y tratamiento de manera adecuada constituye un importante reto asistencial que implica a distintos profesionales y en donde la protocolización del proceso resulta imprescindible para evitar la variabilidad en el manejo del mismo.

SEC-Excelente en insuficiencia cardíaca

Por su parte, la unidad de Insuficiencia Cardíaca del servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo recibió la acreditación de excelente como unidad especializada de insuficiencia cardíaca.

En concreto, recibió esta acreditación la doctora Carolina Robles Gamboa, responsable de la consulta especializada, quien recordó que está unidad se puso en marcha en el año 2017 y se centra en el seguimiento y tratamiento de personas que tiene la función cardíaca disminuida, lo que se conoce como FEVI por debajo de un 40 por ciento.

En la unidad se ajusta el tratamiento médico específico a los pacientes y se valora el implante de dispositivos (desfibriladores y terapia de resincronización cardíaca) con lo que se mejora la tasa de supervivencia y la calidad de vida de las personas, a la vez que si está indicado se incluyen en el programa de Rehabilitación Cardíaca en Insuficiencia Cardíaca.

Además, la unidad tiene personal de enfermería específico, la enfermera María Ángeles Galán, que realiza educación sanitaria con estos pacientes para mejorar sus hábitos de vida, favorecer el autocuidado y mejorar los resultados clínicos.

Acreditación nacional

La Sociedad Española de Cardiología es una organización científica y profesional sin fines de lucro dedicada a incrementar el estado del conocimiento sobre el corazón y el sistema circulatorio, a avanzar en prevención y el tratamiento de sus enfermedades y a mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes cardíacos.

Tiene como finalidad la mejora en prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, así como la promoción de un mejor estado de salud cardiovascular en la ciudadanía.

En este sentido su voluntad es ofrecer los procesos y procedimientos que la Sociedad tienen protocolizados para reducir la variabilidad de las actuaciones de la práctica clínica, contribuir a generar conocimiento y colaborar en la mejora de la calidad asistencial, contando con la colaboración y apoyo científico, técnico e institucional tanto de los propios profesionales como de los gestores de servicios sanitarios.

Las acreditaciones obtenidas por los Servicios de Cardiología castellano-manchegos SEC-Excelente, son parte de ese proyecto de la sociedad nacional para contribuir a la mejora continua de la calidad asistencial de las enfermedades cardiovasculares en España, tanto en el ámbito de los servicios clínicos, como en el de ordenación y gestión de los recursos asistenciales.