La líder de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha mostrado su satisfacción por que García-Page haya aceptado la exigencia del partido naranja y haya renunciado, por tanto, a subirse el sueldo en plena crisis. “Nos alegra que se haya autoenmendado”, ha señalado Picazo, añadiendo que “ahora le toca pedir perdón porque es una auténtica vergüenza lo que quiso hacer mientras los castellanomanchegos no llegan a final de mes”.

En el borrador de los próximos presupuestos para Castilla-La Mancha elaborado por el Gobierno autonómico, se incluía una subida de sueldo para el presidente y para todos los consejeros. Ciudadanos fue el único partido que lo denunció, señalando esa intención como “una inaceptable falta de respeto a las familias trabajadoras y las pequeñas empresas que tan mal lo están pasando”. De cara a la negociación de las cuentas, Picazo marcó como ‘línea naranja’ que García-Page diera marcha atrás, algo que finalmente se ha conseguido.

Precisamente hoy se han hecho públicos los datos del paro del mes de noviembre, unas cifras que, tal como ha remarcado Picazo, “son la fotografía de la realidad de Castilla-La Mancha, esa realidad que sufren miles de familias, de autónomos y de pequeños empresarios de la región, y esa realidad que García-Page demuestra desconocer”. Hoy hay 25.000 parados más que hace un año. En suma, 200.000 castellanomanchegos que desean un empleo y no lo tienen.

Castilla-La Mancha, líder en desempleo femenino

Picazo ha puesto foco en el desempleo femenino, que alcanza ya un 64%. Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma de toda España con mayor porcentaje de paro de mujeres. En este sentido, la líder del partido de centro ha destacado las medidas que Ciudadanos ha incluido en su paquete de 113 enmiendas para “lanzar un salvavidas” a los sectores más afectados por la crisis y para promocionar la conciliación laboral y familiar. “El dinero debe ser para ellos, no para que los políticos se suban el sueldo”.