En respuesta a las declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a favor de impulsar un plan de armonización fiscal, la líder de Ciudadanos en la región, Carmen Picazo, ha avanzado que “para subirle los impuestos a los castellanomanchegos que no cuente con nosotros”. La portavoz del partido naranja ha defendido que “los servicios públicos se financian con una política eficiente, generando empleo y riqueza, atrayendo inversión, y no metiéndole la mano en el bolsillo a las familias y a los pequeños empresarios cuando peor lo están pasando”. Picazo ha instado al presidente a seguir el ejemplo de las Comunidades Autónomas en las que gobierna Ciudadanos, “eliminando el impuesto de Sucesiones, por ejemplo”.

En relación a la negociación de los Presupuestos de Castilla-La Mancha, la diputada del partido de centro ha remarcado sus ‘líneas naranjas’: ayudas directas y a fondo perdido para autónomos y pymes que hayan visto reducidos sus ingresos a causa de las medidas de restricción por el Covid, apoyo económico para la conciliación laboral de las familias con personas dependientes a su cargo y un mayor peso de la Atención Primaria en la partida para sanidad. “La clase media trabajadora de nuestra región se beneficiará notablemente si se incluyen en las cuentas estas medidas, por eso estamos trabajando desde la responsabilidad y la exigencia, mientras el otro partido de la oposición se queda de brazos cruzados diciendo ‘no’ a todo”.

Ejercicio de responsabilidad

Carmen Picazo ha insistido en que “obviamente el borrador de Presupuestos presentado por el Gobierno socialista dista mucho del que Ciudadanos habría elaborado si gobernara”, argumentando que “precisamente por eso estamos trabajando para mejorarlo”. La líder naranja ha indicado que “vamos a auditar las cuentas de García-Page” porque “en la difícil situación que están atravesando miles de familias, autónomos y pequeños empresarios de Castilla-La Mancha, desde las instituciones tenemos el deber moral de hacer un ejercicio de responsabilidad”. En esta línea ha reivindicado la posición que Ciudadanos está manteniendo desde que estalló la crisis del Covid: “estamos demostrando que se puede hacer una oposición exigente pero leal y sensata, y la gente lo está viendo”.