El Gobierno regional, dentro del plan para dotar en esta legislatura de cobertura 4G y 4G+  a todo el territorio de Castilla La Mancha, procederá a instalar en los próximos meses, 7 antenas de última tecnología en los núcleos de población de Canaleja y La Hoz (Alcaraz), Parrizón, Cueva Ahumada y Resinera (Villaverde de Guadalimar),  y Burrueco y Cerroblanco (Peñascosa).

Lo han dejado trascender el director general de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, Alipio García, y el director provincial de Fomento en Albacete, César López Ballesteros, a distintos alcaldes de la comarca de la Sierra de Alcaraz.

La Consejería de Fomento ha destacado el carácter rural de esta inversión, ya que todos los municipios afectados son pequeños núcleos de menos de 30 habitantes, afectados por el despoblamiento y la falta de servicios de telecomunicación.

En este encuentro en el que participaron, el alcalde de Alcaraz, Pedro Valero; el alcalde de Villaverde de Guadalimar, Silvio Moreno y el primer edil del Ayuntamiento de Peñascosa, Pedro Rodríguez, el director general de Telecomunicaciones ha subrayado que con esta antenización “se consigue eliminar la brecha digital existente hoy en día, con el propósito de corregir desigualdades entre territorios y favorecer la implantación y el desarrollo de actividades que eviten el despoblamiento de estas zonas rurales de la provincia de Albacete”·

Alipio García explicó que el Plan y la inversión del Gobierno regional es muy ambicioso. En la actualidad hay 950 localidades de Castilla-La Mancha que cuentan con banda ancha 4G, mientras que al inicio de la legislatura únicamente había 25. Es una demostración del compromiso del gobierno de Emiliano García-Page para con la mejora de las telecomunicaciones y la conectividad. El director general de la Consejería de Fomento también apuntó que las antenas ya están listas para la próxima generación 5G, así que “la transición hasta las nuevas tecnologías están garantizadas en un futuro”.

Por su parte, el director provincial de Fomento, César López Ballesteros ha manifestado que con esta implantación de antenas “mejorarán las posibilidades de negocio de las empresas ya instaladas en la zona, favoreciendo la generación de nuevas iniciativas empresariales y ofreciendo a la población juvenil nuevas oportunidades”.

López Ballesteros también ha resaltado que con estas 7 antenas también se atiende “la solicitud de uno de los motores económicos de la comarca de las Sierra de Alcaraz y del Segura como es el turismo rural”, un sector que demanda acceso a nuevas telecomunicaciones para atender una demanda creciente en los últimos años.