Las perspectivas de ocupación hotelera en Castilla-La Mancha para estos días de Semana Santa son muy positivas, tal y como se desprende de una encuesta realizada por los servicios técnicos de la Dirección General de Turismo, Comercio y Artesanía, dependientes de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, que indican que los hoteles de la Comunidad Autónoma ya han registrado un 80% de sus reservas, un porcentaje que supera el 90% en el caso del alojamiento rural.

Por encima de ese dato, se encuentran zonas como la Sierra del Segura, en la provincia de Albacete, que roza el lleno completo. Del mismo modo ocurre con las reservas hoteleras en lugares emblemáticos en Semana Santa como la ciudad de Cuenca, a la que llegan muchos turistas atraídos por la belleza monumental y escultórica de las procesiones y por la Semana de Música Religiosa declarada de Interés Turístico Regional. Lo mismo ocurre con las celebraciones de Semana Santa de Albacete y Hellín.

Castilla-La Mancha cuenta con un gran potencial turístico que en los últimos años ha registrado un incremento notable de la demanda turística. La región tiene más de 32.400 plazas hoteleras y 11.637 de alojamiento rural. En la provincia de Albacete, hay 7.299 plazas hoteleras y más de 4.000 de alojamiento rural; la provincia de Ciudad Real cuenta con 7.966 plazas hoteleras y 656 de alojamiento rural; en la provincia de Cuenca,  son 6.353 las plazas hoteleras y 3.043 de alojamiento rural. En la provincia de Guadalajara hay 5.156 plazas hoteleras y 1884 de alojamiento rural. Por último, la provincia de Toledo registra 5.644 plazas hoteleras y 1.990 de turismo rural.

Desde la tarde de hoy miércoles hasta el domingo, se espera un intenso flujo de turistas procedentes en gran medida de las comunidades vecinas como Madrid, Comunidad Valenciana o Murcia, así como del extranjero. Según los estudios realizados, llegan a Castilla-La Mancha atraídos por el patrimonio artístico y monumental, en el caso de las ciudades patrimonio de la humanidad como Cuenca y Toledo que lucen más si cabe estos días de Semana Santa, así como por el patrimonio escultórico de los pasos religiosos de las distintas procesiones que discurren diariamente por las calles de las distintas localidades.

Crecimiento en pernoctaciones de turismo rural durante febrero

Por otro lado, y según los datos de la encuesta de ocupación de alojamientos de turismo rural publicada hoy, Castilla-La Mancha ha sido, durante el pasado mes de febrero, uno de los nueve destinos que crecen en pernoctaciones en el mes analizado, mientras que en términos de cuota de mercado se posiciona como el cuarto destino más visitado por los viajeros que optan por alojamiento rural, con un 7,7% del total.

Estos datos suponen el mayor registro de la serie para un mes de febrero en volumen de pernoctaciones en alojamientos de turismo rural en Castilla-La Mancha, superando muy ligeramente el record histórico de febrero de 2017. En demanda extranjera, con un aumento del 39,4%, Castilla-La Mancha es el segundo destino del país con mayor dinamismo en viajeros alojados.

El alojamiento en alojamiento rural globalmente considerado muestra un crecimiento del 6,3% en pernoctaciones durante el mes analizado. Esto se debe a que el alojamiento en apartamento turístico crece a un ritmo muy notable.

Cuenca, con un crecimiento en pernoctaciones del 50,1%, es la segunda provincia más dinámica del país en demanda de turismo rural en este inicio del ejercicio 2018, solo por detrás de Orense.