El Gobierno regional está realizando obras de mejora de abastecimiento de agua potable en los municipios de San Pedro, Pozuelo y Fuentealbilla, con una inversión realizada por la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, que asciende a 135.000 euros.

Así lo manifestó el director provincial de Fomento, César López Ballesteros, durante una visita realizada en las infraestructuras hidráulicas de estas localidades de Albacete. Las obras tienen “el propósito de evitar los posibles problemas que pudieran surgir en esta época estival, en el que estos municipios incrementan notablemente su población”.

López Ballesteros ha explicado en que San Pedro, se está realizando la primera fase de la conducción de agua potable a la pedanía de Cañada Juncosa, una obra cuyo presupuesto asciende a 48.000 euros en “un núcleo poblacional que adolece de problemas de garantía de suministro, fundamentalmente durante los meses de verano, cuando la población estacional se incrementa sustancialmente”.

El director provincial de la Consejería de Fomento ha apuntado que en esta pedanía de San Pedro “hay escasos aportes del sondeo actualmente utilizado”, y ha recordado que en algunos casos ha sido necesario recurrir al apoyo de los camiones cisterna de la Diputación provincial de Albacete.

Por otra parte, López Ballesterosvisitó la nueva conducción de abastecimiento de agua potable en el municipio de Pozuelo, “cuyas actuaciones ejecutadas vienen a paliar las deficiencias existentes en el sistema de abastecimiento de agua potable con el que cuenta este municipio albacetense, con altos niveles de nitratos”.

Esta canalización se realiza a través de la conexión de los sondeos del paraje de La Losilla, y  de “La Cañada del Quintanar”, cuya inversión asciende a 45.000 euros.

Finalmente, el director provincial de Fomento se ha desplazado hasta Fuentealbilla para supervisar “in situ”, la nueva tubería de impulsión con la que se pretende solucionar las restricciones al consumo que se producen en dicha localidad en las épocas de mayor afluencia como son los periodos vacacionales, principalmente en los meses de verano.

Esta obra consiste en la renovación de parte de la conducción de impulsión existente desde el sondeo de la localidad hasta el depósito principal, en una longitud de unos 1300 metros., instalándose en paralelo una nueva conducción de PVC, que permitirá solucionar esta situación, gracias a una inversión de 41.000 euros.