Con una Unidad de Elaboración de Medicamentos Citostáticos dotará el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) al Hospital General Universitario de Ciudad Real. Esta unidad reviste vital importancia por cuanto los medicamentos citostáticos o antineoplásicos son los fármacos empleados en quimioterapia. Estos medicamentos los elabora ‘in situ’ , el servicio de Farmacia Hospitalaria del HGUCR de forma individualizada para cada paciente.

Nueva Unidad de Elaboración de Medicamentos Citostáticos en el Hospital General Universitario de Ciudad Real 1
Debido a que debe evitarse la contaminación de los medicamentos y los riesgos a los profesionales que los preparan, la manipulación de los mismos exige una seguridad máxima. Por ello se elaboran en dependencias específicas que se denominan salas blancas, dentro de una campana o cabina de flujo laminar, y que las personas que los manejan estén obligadas a seguir protocolos de actuación estandarizados.

Esta nueva zona de preparación de antineoplásicos del servicio de Farmacia del Hospital de Ciudad Real estará ubicada dentro del Hospital de Día Oncohematológico, en el espacio que antiguamente ocupaba la Unidad del Dolor. Las obras de esta nueva Unidad para la Elaboración de Medicamentos Citostáticos, comenzaron a finales del mes pasado y tienen una duración prevista de tres meses. La zona afectada por las obras tiene una superficie de sesenta metros cuadrados repartidos entre tres nuevas consultas y la Unidad de Elaboración de Medicamentos Citostáticos, que contará con vestuarios para los profesionales encargados de su elaboración, pre-sala para almacenamiento y acondicionamiento y la sala blanca donde se ubica la cabina. Con el fin de minimizar una posible contaminación y alteraciones de presión se instalarán esclusas con doble puerta para acceder a las nuevas dependencias.

Además, en esta zona de máxima seguridad se llevará a cabo la preparación de los fármacos antineoplásticos. El proceso se realiza dentro de la cabina de flujo laminar, que mediante una cortina de aire evita la suspensión de partículas así como una posible contaminación de los medicamentos. Todos estos condicionantes exigen unos importantes requerimientos en la construcción y de bioseguridad que afectan a la climatización y a las presiones que deben existir en cada una de las dependencias de preparación de estos fármacos, por lo que es imprescindible reformar las instalaciones de aire acondicionado, eléctrica y de gases medicinales en la zona afectada.

El proyecto incluye también la creación de tres consultas para los profesionales que atienden a los pacientes del Hospital de Día Oncohematológico. Dos de ellas serán para atención farmacéutica y la otra para Enfermería.