El grupo de Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha ha pedido en el Pleno de este jueves, a través de una propuesta de resolución, que el parlamento autonómico inste al Gobierno de España a que aumente la financiación de las Comunidades Autónomas destinada al gasto en educación, sanidad y servicios sociales.

El diputado naranja David Muñoz Zapata ha afirmado que “defender una financiación más justa es defender los intereses de Castilla-La Mancha”, aclarando que “pese a que ya hemos debatido muchas veces aquí sobre este asunto, lo cierto es que estas Cortes no pueden regular la financiación autonómica”. Respecto a la deseable reivindicación de este asunto en el ámbito nacional, Muñoz Zapata ha reprochado a los dos viejos partidos que “la historia de la financiación autonómica es una historia escrita a golpe de cesiones del PP y del PSOE a los partidos nacionalistas”.

En este sentido, ha subrayado que “Ciudadanos nunca ha pactado y nunca pactará con ningún partido nacionalista porque eso implicaría cargarse la igualdad entre españoles. Significaría que dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que uno viva tendrá un acceso distinto a los servicios públicos”. Así, la propuesta de la formación liberal pasa por que las Cortes insten directamente al Gobierno de España a reformar la Ley Orgánica de Financiación Autonómica “para garantizar el principio de igualdad, para que haya corresponsabilidad y armonización fiscal entre Comunidades Autónomas y para que se tenga en cuenta la dispersión de la población en el cálculo de la financiación”, ha argumentado el diputado.

“Nos asiste la razón”

Zapata ha indicado que “es obligación de estas Cortes y del Gobierno de Castilla-La Mancha intentar por todos los medios que el Gobierno de España mejore la financiación de la región, aunque todos sabemos que es algo que a Pedro Sánchez le va a entrar por un oído y le va a salir por el otro. Aún así, hay que reclamarlo, porque nos asiste la razón”. Abundando en esta idea, el parlamentario de la formación naranja se ha dirigido a los diputados del grupo socialista aventurando que “seguro que ustedes dirán que sí, que van a convencer al presidente del Gobierno”, pero asegurando que “ni hartos de vino de garrafa se creen ustedes que un Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, sostenido por ERC y el PNV, vaya a aprobar un sistema de financiación autonómica que garantice la igualdad entre regiones y que sea justo para Castilla-La Mancha”.